Un dovere morale Una lotta costante
Mondo Latino
Indice

Historia de Costa Rica


Monumento Nacional a Juan Santamaría
vencedor de la guerra contra los piratas en 1856
(foto Susanne Ahlstav) Los habitantes de lo que ahora es Costa Rica formaron parte del área intermedia ubicada entre las regiones culturales mesoamericana y sudamericana. Algunos historiadores han incluido el área conformada actualmente por las zonas sur y atlántica del país como de influencia sudamericana, debido a la presencia de grupos que hablan lenguas chibchas. El país fue visitado por Cristóbal Colón en 1502, durante su cuarto y último viaje. El almirante recorrió las costas de la actual provincia de Limón y desembarcó en un sitio llamado Cariay, frente a una isleta denominada Quiribrí, que se cree que es la actual Isla Uvita.

CONQUISTA Y COLONIA La población indígena disminuyó rápidamente después de la conquista. La escasez de mano de obra, los limitados recursos mineros y lo accidentado del terreno que conforma la mayoría del Valle Central (el área más fértil del país) se unieron para que la colonización española fuera muy lenta y se enfrentara a serias limitaciones económicas para poder llevarse a cabo. Costa Rica fue entonces la provincia más austral y pobre de la Capitanía General de Guatemala, en la Nueva España. La capital provincial se ubicaba en Cartago.

Muchos estudiosos, entre ellos Carlos Gagini y Roberto Brenes Mesén, sostienen que parte de la idiosincrasia nacional se formó durante esta época colonial, en donde las privaciones de tipo material eran el común para todos y al no haber mano de obra esclava, desde el gobernador provincial al más humilde de los campesinos tenían que velar cada cual por su sustento y por el de sus familias.

Vida independiente La independencia del país fue decretada desde Guatemala en 1821. Tras momentos de incertidumbre sobre el proceder más conveniente a seguir, una junta de notables decidió que la provincia debía unirse, junto al resto de Centroamérica, al Imperio Mexicano de Agustín de Iturbide, unión que fue tan breve como el Imperio del que se deseaba ser parte.

Posteriormente, Costa Rica se convirtió en un estado más de las Provincias Unidas del Centro de América (véase: Historia de América Central) desde 1823 hasta 1838. En 1823, luego de una breve guerra civil (en la que solo se disparó un cañonazo y no hubo ninguna muerte), la capital se trasladó a San José. Luego de este conflicto, Juan Mora Fernández fue elegido como primer jefe de estado.

En noviembre de 1838, bajo el mandato del Licenciado Braulio Carrillo, Costa Rica definitivamente se separó de la Federación Centroamericana y se convirtió en estado soberano e independiente. Intentos del General Francisco Morazán y otros por volver a unirla a la Federación Centroamericana fracasaron.

La mayor amenaza a la estabilidad política y cultural del país se vivió durante el ascenso al poder en la vecina Nicaragua del aventurero estadounidense William Walker, quien intentó crear un estado esclavista en la región, conformado por varios países, todos bajo su dominio personal. La amenaza fue disipada gracias al valiente liderazgo del presidente Juan Rafael Mora Porras, quien delegó en el General José María Cañas Escamilla la formación de un ejército nacional centroamericano. Para esa época, Costa Rica no contaba con un ejército en activo, no obstante, el país poseía armamento moderno y una excelente organización que le permitió acometer esta empresa. La mayoría (alrededor del 98%) de los miembros de este ejército lo formaban campesinos y labriegos, y algunos oficiales de alto rango de confianza del presidente Mora.

Uno de los héroes nacionales de esta gesta fue Juan Santamaría, quien sacrificó su vida al quemar el reducto en que estaban atrincheradas algunas tropas enemigas. El 11 de abril es la fecha oficial en que se celebra todos los años esta hazaña, aunque en realidad el episodio que dio la victoria decisiva a las tropas costarricenses fue la campaña de la Vía del Tránsito (toma de todo el río San Juan para cortar la ruta de aprovisionamiento de los ejércitos filibusteros), dirigida por el experimentado y heroico militar Máximo Blanco.

SIGLO XX. En el siglo XX hubo tres rupturas del orden constitucional, una en 1917, otra en 1919 y la última en 1948, efectuada para defender el derecho al sufragio de la ciudadanía frente a un fraude electoral. El 1 de diciembre de 1948, José Figueres Ferrer, el caudillo victorioso de esa revolución, abolió el ejército, con lo cual Costa Rica se convirtió en el primer país del mundo en abolir la guerra como mecanismo de resolución de conflictos y fue la primera república del mundo en no contar con fuerzas armadas. En 1987 el entonces presidente de Costa Rica, el Dr. Oscar Arias obtuvo el Premio Nobel de la Paz, un galardón promovido por organizaciones internacionales más con el fin de que ganara nombre y así influenciar un posible diálogo de paz que por haberla conseguido. De hecho, las batallas continuaron en diversos países de Centroamérica hasta entrados los años 1990.

SIGLO XXI. La entrada del país al siglo XXI se ha visto marcada por un cuestionamiento de su modelo democrático. Los procesos judiciales y los cargos por corrupción y enriquecimiento ilícito que se le siguen a sus tres últimos ex-presidentes: Rafael Angel Calderón Fournier y Miguel Angel Rodríguez Echeverría, quienes fueron apresados a finales del año 2004 y están a la espera de juicio, y José María Figueres Olsen quien fuera indagado por una instancia legislativa pero que se negó a regresar al país, viviendo en una especie de auto exilio en Europa.

A su vez, existe una apatía y un descontento generalizados debido al desempeño de la Asamblea Legislativa y las instituciones publicas, todo lo cual se evidenció con el fortalecimiento de varios partidos políticos no tradicionales en las elecciones de 2006; tal es el caso del Partido Acción Ciudadana, liderado por Ottón Solís Fallas, que para los comicios electorales de febrero de 2006, alcanzó a sumar el 39,8% de los votos válidos recibidos. A pesar del importante repunte de este nuevo partido político, en última instancia el ganador de los comicios fue Oscar Arias Sánchez, rielegido después de 20 años, con el 40,9% de los votos válidos recibidos.

Otro tema destacado es el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (llamado simplemente TLC) que consiste en un acuerdo económico con Estados Unidos y que ha sido ampliamente criticado por los sectores sindicales, sociales y de izquierda y que ha encontrado mucho apoyo principalmente entre la derecha y los grupos económicamente privilegiados. El presidente electo en el año 2006 se ha manifestado a favor del tratado, pero se esperan manifestaciones populares en contra de éste, al mismo estilo de las que se produjeron en el pasado a propósito del llamado "Combo del ICE".

Fuente: es.wikipedia.org/wiki/Costa_Rica