Un dovere morale Una lotta costante
Mondo Latino
Indice

Población mexicana


Tradición mexicanaEstá compuesta por tres grupos principales: los descendientes de españoles, los indígenas y la mezcla de ambos, o mestizos. Los mestizos son el grupo mayoritario; constituyen el 55% de la población. El total de población indígena es de cerca del 30 por ciento. México cuenta con una población (según estimaciones para 1993) de 102 millones habitantes (2001). Cerca del 73% de los mexicanos viven en áreas urbanas.

El catolicismo romano es la fe que profesan más del 93% de las personas. La larga tradición del anticlericalismo oficial de México terminó en 1991 con las reformas constitucionales que daban una situación legal a las instituciones religiosas y les permitían la impartición de educación escolar. Los protestantes representan un grupo minoritario, pero creciente.

El idioma oficial y prevaleciente es el español, hablado por la gran mayoría de la población; además se hablan unos 54 idiomas, dialectos y lenguas indígenas, de las cuales las principales son el náhuatl, las lenguas mayenses, que se hablan en la península de Yucatán, el otomí, el mixteco, el zapoteco y el totonaco. Los sucesivos gobiernos han instituido programas.

MUSICA. La música mexicana es también fruto de un rico mestizaje. Se sabe muy poco de la música prehispánica, aunque son abundantes los grupos que reivindican esa tradición a lo largo de todo el país. Quizá la danza del Venado, de los indios yaquis y mayos de Sonora, sea uno de los pocos testimonios de la música prehispánica que han persistido hasta nuestros días, tanto en su instrumentación como en la lírica. Sin embargo, es posible señalar que los pueblos precolombinos carecieron de instrumentos de cuerda, y que su música era más rítmica que melódica. Entre los instrumentos que utilizaban está el teponaztle y el huéhuetl, dos tipos de tambores de madera; las ocarinas y flautas de barro o carrizo, raspadores de hueso o de madera, y cascabeles. Tras la llegada de los españoles, los indígenas aprendieron de los misioneros la música europea. Muchas de las danzas de Conquista que se practican en las comunidades indígenas del país tienen origen en ese tiempo; igual que ciertos géneros asociados con el culto católico, como la danza de Matachines y el son de Concheros, entre otros.

Internacionalmente conocido es el conjunto del mariachi, asociado a las grandes figuras de la "canción mexicana" ranchera, que tuvo su período de florecimiento entre las décadas de 1940 a 1970. El mariachi es originario del occidente de México, específicamente de los estados de Nayarit, Colima y Jalisco, que se disputan su paternidad. Lo cierto es que hasta antes del boom del cine mexicano, el mariachi era una orquesta popular e indígena, y su indumentaria nada tenía que ver con la del charro (es decir, el traje de los ricos hacendados ganaderos).

GASTRONOMIA. La cocina mexicana es muy rica y variada. Aunque la dieta indígena fue anterior, gran parte del origen de la actual cocina se establece en el tiempo de la Conquista, por ello, la mayor parte de sus ingredientes son de origen indígena y español. De origen indígena es el maíz, el chile (conocido en casi todo el mundo hispanoparlante como ají), los frijoles, calabazas, aguacates, camote, jitomates, cacao, el guajolote y muchas frutas y condimentos más que sería ocioso intentar enumerar aquí. De igual manera, algunas técnicas de cocina que se emplean en la actualidad son herencia de los pueblos prehispánicos, como la nixtamalización del maíz o la molienda en molcajete y metate. Con los españoles llegaron las carnes de puerco, res y pollo; la pimienta, el azúcar, la leche y todos sus derivados, el trigo y el arroz, los cítricos y otra constelación de ingredientes que forman parte de la dieta cotidiana de los mexicanos.

De ese encuentro de dos tradiciones culinarias con milenios de antigŁedad, nacieron el pozole y el mole y los tamales en sus formas actuales, el chocolate, una variada gama de panes, los tacos, y el amplio repertorio de antojitos mexicanos. Nacieron bebidas mestizas como el atole, el champurrado, el chocolate con leche y las aguas frescas; postres como el acitrón (biznaga) y toda la gama de dulces cristalizados, el rompope, la cajeta, la jericaya y el amplio repertorio de delicias creadas en los conventos de monjas en todas partes del país.

Fuente: www.geocities.com/Athens/Parthenon/3234/pobla.htm y es.wikipedia.org/wiki/M%C3%A9xico#Gastronom.C3.AD