Un dovere morale Una lotta costante
Mondo Latino
Indice

Geografía haitiana


Port au Prince País que ocupa la porción oeste de la isla La Española (v.) y abarca una tercera parte de su extensión (27.750 Kmz). La isla ocupa el segundo lugar por su área entre las Antillas. Sus límites son: al N, un canal oceánico que la separa de los bancos e islas Bahamas; al O, el Paso de los Vientos, que separa el nordeste haitiano de la isla de Cuba, y el estrecho de Jamaica que se encuentra entre la isla de ese nombre y el sudeste haitiano; y al E la República Dominicana.

OROGRAFIA. En el extremo más septentrional se halla la llanura del Norte, de Haiti, constituida por calizas miocénicas cubiertas por materiales aluviales de los últimos periodos de la era mnozoica. Al sur de dicha llanura se encuentran los Macizos del Noroeste y del Norte que forman parte de la península del Noroeste de Haiti, con rumbo O-E, y separados entre sí por el valle de los Trois Riviéres; estos macizos y cordilleras forman parte de la cordillera principal de La Española. Este sistema montañoso está formado por una compleja geología en la que se encuentran rocas intrusivas, extrusivas, metamórficas y diversas sedimentarias; la cordillera Principal de Haiti, a su vez, una prolongación de la Sierra Maestra de Cuba; la altura principal de esta cordillera es Chapelet, con 1.400 m. de altitud. La siguiente unidad morfológica es una depresión que se halla entre la cordillera Principal y la cordillera Media, que se describirá más adelante; esta región, en la que predominan rocas cenozoicas de diversos periodos, está constituida principalmente por la meseta Central así como por diversas llanuras, entre ellas la llanura y el valle de Artibonite; en estas llanuras y depresiones se levantan algunas elevaciones como las Montagnes Noires (1.793 m.), constituidas por rocas de materiales elásticos del oligoceno.

Al sur de esta región de depresiones y sierras, se localiza la cordillera Media de La Española, formada por la Chame des Matheux (1.572 m.) y las Montagnes du Trou d'Eau (1.475 m.), haitianas. A este elemento morfológico le sigue hacia el sur una depresión, que está relacionada tectónicamente con la parte del golfo de Gonáve donde se halla la isla Gonáve; a la depresión pertenece el Cul-de-Sac haitiano, hoya localizada a 50 m. bajo el nivel del mar, con lagos de agua salada recientemente separados del mar Caribe. A esta depresión le sigue hacia el sur la cordillera Meridional de La Española, constituida principalmente por calizas eocénicas existentes en los Macizos de la Hotte (2.400 m.) y de la Selle (2.680 m.) de la península del Sudoeste de Haiti; algunos batolitos cretácicos los relacionan con las Blue Mountains de Jamaica. La naturaleza reciente de la orogenia, que ha influido en el desarrollo de las montañas de La Española, explica por qué en la isla son frecuentes e intensos los terremotos.

HIDROGRAFIA. El sistema hidrológico de Haiti consta de tres vertientes: al norte la del océano Atlántico y al sur ladel mar Caribe, que son comunes a Santo Domingo y Haiti, y al oeste la del golfo de Gonáve. El sistema montañoso determina la naturaleza y orientación de las principales cuencas: al norte vierten sus aguas al oceáno Atlántico, con rumbo S-N, el río Masacre, límite entre Haiti y la República Dominicana, que desagua en la bahía de Manzanillo, y el Grande Riviére du Nord, así como los Trois Riviéres, situados entre los Macizos del Norte y del Noroeste. Las cuencas de la depresión situada entre las cordilleras Principal y Media tienen escurrimientos tanto hacia el golfo de Gonáve como hacia el mar Caribe: el río Macasía y el río Artibonite, cuyo principal afluente es el río Guayamouc; la cuenca del Macasía-Artibonite tiene una orientación que es principalmente NO-SE y es muy importante. Al norte de esta cuenca, en la misma depresión, se halla la del Riviére de 1'Estére, que corre más o menos en la misma dirección. En la depresión entre la cordillera Media y la Meridional existe una cuenca que vierte sus aguas en el golfo de Gonáve: el Grande Riviére du Cul-de-Sac, que desagua en el golfo de Puerto Príncipe; y otra, endorreica, que corresponde al lago Saumátre, de 180 Km' de extensión. Al golfo de Gonáve vierten sus aguas, desde la cordillera Meridional correspondiente a la península del Sudoeste de Haiti, los siguientes ríos, que corren de S a N: Léogane o Momance, Nippes y el Jérémie. Al mar Caribe, desde las mismas cordillera y península, corren de N a S el Grande Riviére de Jacmel, el Cavaillon y 1'Ilet en Les Cayes.

CLIMA. El clima de Haiti se caracteriza por una temperatura media mensual superior a los 18 durante todos los meses, con máxima en la media de julio a agosto y mínima en la media de enero; sólo en los Macizos de la Selle y de la Hotte, el régimen térmico acusa una temperatura media mensual inferior a 18 en invierno; el máximo pluviométrico mensual tiene lugar, en la mayoría de los casos, de julio a septiembre. La lluvia de verano se origina principalmente por la invasión de las masas de aire relacionadas con los vientos alisios que soplan de nordeste y de este-nordeste al sudoeste; esa lluvia está complementada por la que se debe a los huracanes, o ciclones tropicales, que se forman en el mar Caribe, principalmente en otoño. Además, durante el invierno, a consecuencia de la invasión de masas de aire frío, determinantes de frentes fríos que afectan la región situada al pie de las cordilleras del norte de la isla, también adquiere importancia la lluvia de esta estación (Cap-Haitien).

Como consecuencia de la convección ascendente afecta a las masas de aire que atraviesan el país, la precipitación es más copiosa en las laderas que miran al norte y nordeste, y de menos importancia en las que se orientan al sur y sudoeste, con excepción del declive sur de los macizos de la península del sudoeste. La máxima en la altura de la lluvia media se localiza en los Macizos de la Hotte y de la Selle y la mínima en el departamento de Gonáve. El conjunto de los datos mencionados explica por qué el clima tropical con intensa lluvia en verano (Amw) se presenta en la península del Sudoeste; el tropical con lluvia en verano (Aw), en más de la mitad del territorio de La Española, y el seco estepario cálido con escasa lluvia en verano, en el departamento de Gonáve.

Los suelos que predominan son los pedalfers, que corresponden a las condiciones climáticas de la isla; y son, desde lateríticos en las depresiones hasta podzólicos en las cordilleras; pero también tienen importancia los aluviales en las llanuras; los que más se han estudiado, en las cuencas de los ríos Artibonite y de l'Estére, siguen siendo de gran utilidad agrícola, a pesar de la explotación exhaustiva que se ha hecho de los mismos.

FLORA Y FAUNA. La vegetación fue fundamentalmente boscosa antes que los colonizadores introdujeran la agricultura de tipo occidental; a pesar de la intensa desforestación sufrida, todavía se conservan bosques en las cordilleras, especialmente en la llamada cordillera Central, los bosques de las montañas de Haiti, en las penínsulas del Noroeste y del Sudoeste, ocupan pequeñas áreas. La destrucción de los recursos forestales en las depresiones y llanuras, que fue consecuencia de la expansión de la agricultura, continúa, en la actualidad, principalmente en las montañas, aunque la tala actual se debe al suministro de madera, leña y carbón vegetal.

En las montañas predominaban (ahora se encuentran en menor cantidad) árboles de la familia de las pináceas (Pinus caribeae) y diversas variedades de encinas (Quercus sp.); son típicas de los bosques en las llanuras la caoba (Swietenia mahogani), el cedro rojo (Cedrela sp.) y la ceiba o mapou (Ceiba pentandra); de las sabanas naturales o secundarias es muy característica la palma real (Roystonea regia); muchas regiones, ahora de sabanas, antes eran boscosas, por lo que predominan las asociaciones de vegetación herbácea tropical; las xerófitas, que en el pasado sólo ocupaban algunas zonas del departamento de Gonáve, en la actualidad se han extendido a aquellas donde la erosión o el agotamiento del suelo han facilitado su expansión, especialmente en las llanuras y hasta en algunas montañas de Haiti; entre las xerófitas pueden mencionarse el bayahonde (Prosopis juliflora), algunas acacias (Acacia sp.), varias cactáceas (géneros Opuntia y Cereus); por último, pueden mencionarse los manglares costeros de Avicennia nitida.

La fauna carece de mamíferos superiores, lo cual es explicable por los frecuentes hundimientos y levantamientos de la isla; el mamífero inferior más típico es la jutía (Selenodon paradoxus).

Fuente: www.canalsocial.net/GER/ficha_GER.asp?id=6614&cat=geografia