Un dovere morale Una lotta costante
Mondo Latino
Indice

Población argentina


Ballerini di tango a Buenos Aires La población de Argentina se estimó en 36,1 millones de habitantes en el 2001. De éstos, un 50% se concentra en la provincia de Buenos Aires y en la Capital Federal. La inmensa mayoría de la población (97%) es de raza blanca, con una importante participación de la inmigración europea a principios del siglo XX (sobretodo de españoles e italianos) y de países limítrofes y orientales en las ˙ltimas décadas.

El idioma oficial es el español (o castellano, como los argentinos prefieren llamarlo). En Buenos Aires, adopta formas de lunfardo, jerga del ámbito porteño. Algunas lenguas indígenas también se hablan en el interior del país, como el araucano, el guaraní o el quíchua. Hay amplia libertad de culto y la gran mayoría de la población (92%) sigue la religión Católica. Protestantes 2%, Judíos 2%, otras 4%.

Tradicionalmente, la Argentina es indicada como uno de los países latinoamericanos con mejores estándares de vida. Sin embargo, debido a la prolongada crisis económica, política y social que afecta el país - la peor de su historia - los indicadores sociales sufrieron un notable deterioro. Más de la mitad de la población se encuentra hoy debajo de la línea de pobreza y la tasa de desocupación se ubica alrededor de los 20%. En este escenario, se multiplican el sector informal de la economía, los clubs del trueque y también las acciones solidarias.

La inmigración ha hecho de Argentina un país prevalentemetne de raza blanca: los Indios que forman solamente el l'1% de la población son localizados en la parte de la Patagonia y en la Tierra del Fuego, y un mayor numero en los Andes septentrionales y en las cercanías de Tucumán.

Argentina es el país americano que menos conserva los signos de las antiguas poblaciones indígenas, casi totalmente sostuídas por los colonos y los inmigrantes provenientes de Europa, en particular de España e Italia. Esto ha influido mucho en el idioma, de hecho el español correctamente hablado en Argentina, especialmente en Buenos Airs (donde se habla un dialecto llamado porteño), esta evidentemente contaminado por el italiano. Los Puelche, pueblos de cazadores en las praterías, han sido prácticamente exterminados; desaparecidos hace mucho están los Diaghiti, agricultores superiores cuya cultura se difundi˛ en las regiones noroccidentales, mientras en el norte existen todavía algunas minorías de Guaranti y de otros grupos más arcaicos que hace un tiempo ocupaban las vastas zonas del Chaco.

Tierra de grandes atracciones, también por el clima y la riqueza de sus suelos. Argentina comenzó, sin embargo, a ser poblada en forma maciza sólo desde hace poco. En pasado, constituiva una tierra de salida para el tráfico que llegaba d las zonas mineras (oro, plata) de los Andes; terminado el tráfico de metales preciosos, los españoles empezaron a utilizar los espacios libres de la pampa donde la crianza de ganado y caballos encontró las condiciones ideales.

Nació aquí el gaucho, aquel que se considera el fundador de la nación. Las fortunas de la crí de ganado determino la prosperidad y el bienestar que, a partir de la segunda mitad del siglo XIX, foment˛ la grande inmigración europea. Esta continuó por decenios alcanzando su máximo en el primer decenio del siglo XX. En 1869, la población argentina era de 7,1 millones de habitantes y en 1914 era ya de 8 millones; el crecimiento continó todavía, si bien pronto sostenida por el incremento natural; nel 1936 habín ya 12 millones de habitantes.

A la formación del pueblo argentina contribuyó sobretodo los italianos (35%), los españoles (24%), en medida menor alemanes, franceses, eslavos, etc. Hoy se calcula que el 70% de la población argentina tenga también la ciudadanía italiana o los requisitos para solicitarla por "ius sanguis". La población esta distribuida en modo bastante desigual: sólo Buenos Aires tiene el 50%. La población argentina tiene una fuerte propensión a ser urbana (83%).

La gastronomía argentina se destaca fundamentalmente por la carne vacuna, así como también los vinos. La comida típica argentina es el asado (carne vacuna cocinada a las brasas), además de las empanadas (especie de pasteles rellenos de carne y otros gustos), los tamales, la humita y el locro. La gastronomía sobre todo española e italiana forma parte de la dieta de los argentinos. La bebida característica que Argentina comparte con otros países vecinos es una infusión preparada con hojas de yerba mate (planta originaria de Sudamérica) llamada mate.

LA MUSICA. La herencia española es sensible sobretodo en las canciones infantiles y religiosas, mientras el elemento engro es evidente en los candombes (procesiones carnavalescas de la mitad del siglo XIX) e, indirectamente en el tango, baile muy difuso en el mundo, nacido en los bajo fondos bonaerenses que se volvió muy popular alrededor de 1880, pero que con el tiempo se ha vuelto de gran clase gracias sobretodo a Carlos Gardel que lo hizó conocer en Europa y New York. El tango es hoy asý radicado en el ánima de Argentina que a menudo es comparado a lo que el jazz es para el sur de los Estados Unidos.

Para terminar, debemos mencionar que el teatro Colón en Buenos Aires es uno de los teatros más importantes líricos del mundo.

Fuente: www.mibsasquerido.com.ar/xArgentina2.htm y MONDOLATINO.