Un dovere morale Una lotta costante
Mondo Latino
Indice

Historia de Argentina


Justo José de Urquiza y GarcíaComo el asentamiento Piedra Museo, en la provincia de Santa Cruz, muestra, pareciera que los primeros "argentinos" vivían allí hace 13.000 años. Los habitantes de este lugar, ubicado en el noroeste de la provincia, eran nómades y tenían una economía de subsistencia en la que se le daba prioridad a las recolección de frutos y la caza. Estos cazaban Milodones, Hyppidions (caballos sudamericanos que desaparecieron hace 10.000 años) guanacos, llamas y ñandúes. Otro importante establecimiento encontrado antes que Piedra Museo fue Los Toldos, el cual esta situado a 100 Kilómetros al norte del anterior y donde 12.000 años atrás solía vivir otro grupo de "argentinos".

En los comienzos del siglo XVI, diversos grupos poblaron lo que hoy es Argentina: Tehuelches(en la actual Patagonia), Rehuelches, Rampas, Matacos (Chaco, Salta y Tucumán), Guaycures, Huarpes, Diaguitas, Mapuches (Neuquén, Río Negro, Chubut, La Pampa y Buenos Aires ), Guaranies ( Entre Ríos, Corrientes y Misiones), etc.

EPOCA COLONIAL. Cuando a principios del siglo XVI los primeros europeos llegaron a Argentina, los nativos americanos ya habían interrumpido el avance de los Incas hacia el sur desde Perú a través de Bolivia en el norte argentino. En 1516, el español Juan de Solís desembarcó en las costas del Río de la Plata, pero los indígenas se resistieron a su intento de conquista, y la expedición fracasó . Magallanes tocó puerto cuatro años después, y remonto el río De La Plata en busca de una connección entre el oceano Atlántico y Pacífico. Al ver que tal conección no existia en este punto continuo navegando hacia sur para invernar en las costas de la Patagonia. Fue aquí donde tubo contacto con los Tehuelches, indigenas a quien el llamo Patagones, y que le han dado el nombre a la región ubicada en el extremos sur del país. Luego de esto, descubrió el estrecho que lleva su nombre y que conecta los océanos Atlántico y Pacífico.

En 1527 Sebastián Caboto y su rival, Diego García navegaron en los ríos Paraná y Paraguay. Formaron un pequeño establecimiento, Sancti Spiritus, en el cruce de los ríos Caraña y Coronda cerca de su confluencia con el Paraná, pero este fue destruido por los nativos dos años después y, tanto Caboto, como García retornaron a España. Ocho años después, en 1536, Pedro de Mendoza, con una gran fuerza abastecida de equipamiento y caballos, fundó un establecimiento llamado Santa María del Buen Ayre, que hoy es la ciudad Capital de Argentina. Poco tiempo más tarde los nativos dificultaron todo para Mendoza y el establecimiento fue abandonado y Mendoza regresó a su país, pero no antes de enviar a Juan de Ayolas a remontar el Paraná con una pequeña fuerza. Ayolas dejo la expedición el mando de Irala y tomo rumbo hacia Perú (ya conquistado por Pizarro). No se sabe exactamente que ocurrió con Ayolas, pero en 1537 Irala y sus hombres fundaron Asunció n ( actual capital de Paraguay), donde los nativos resultaron ser menos hostiles. No hubo más expediciones desde España para colonizar lo que hoy llamamos Argentina, y no fue hasta 1573 que el asentamiento en Asunción envió fuerzas hacia el sur, para establecerse en lo hoy conocemos como la ciudad de Santá Fé. Siete años más tarde, el 11 de junio de 1580, Juan de Garay volvió a refundar lo que anteriormente había sido Santa María del Bueno Ayre. Fue sólo bajo su sucesor, Hernando Arias Saavedra (1592-1614), que la nueva colonia se volvió segura.

En 1776 fue creado el Virreinato del Río de la Plata-incluyendo hoy día a Paraguay, Argentina, Uruguay y una parte de Bolivia- con Buenos Aires como su Capital. Una fuerte burguesía comercial ubicada en la zona del puerto fue la fuerza manipuladora detras de el movimiento revolucionario de 1810, el cual creó las Provincias Unidas del Río de la Plata. El 25 de mayo de 1810, el cabildo de Buenos Aires destituyó el virreynato y anunció que de allí en adelante gobernaría en nombre del rey Fernando VII, por el cautivo de Napoleón. Representaciones de varias provincias se reunieron en Tucumán en marzo de 1816. El 9 de julio los delegados se proclamaron independientes del dominio español y declararon la formación de las Provincias Unidas de Sudamérica (luego, Provincias Unidas del Río de la Plata). Aunque un supuesto Director Supremo fue nombrado para encabezar el nuevo estado, el Congreso fue incapaz de llegar a un acuerdo en la forma de gobierno. Muchos de los delegados, particularmente los de la ciudad y la provincia de Buenos Aires, favorecieron la creación de una monarquia constitucional. Esta posició n, la cual fue luego modificada en favor de un alto sistema republicano centralizado, se encontró con la vigorosa oposición de los delegados de otras provincias quienes favorecieron un sistema federal de gobierno. La fricción entre las dos facciones instalada firmemente, culminó en una guerra civil en 1819.

SIGLO XIX. El General José de San Martín organizó el ejército que derrotó a los realistas y contribuyó decisivamente a la independencia de Argentina, Chile y Perú. La paz fue restaurada en 1820, pero la cuestión principal y formación de un gobierno estable, quedo sin resolverse. Durante la mayor parte de la siguiente década un estado de anarquía, principalmente dominado por la guerra con Brasil desde 1825 a 1827, predominó en las Provincias Unidas. Brasil fue derrotado en el conflicto como resultado de los reclamos territoriales por Uruguay, el cual surgió como un estado independiente.

El alboroto político nacional se redujó apreciablemente después de la elección, en 1829, de Juan Manuel de Rosas como gobernador de la Provincia de Buenos Aires. Federalista, Rosas consolidó relaciones amistosas con otras provincias ganando de esta manera un amplio respaldo. Rapidamente extendió su autoridad sobre las Provincias Unidas, las cuales pasaron a conocerse como la Confederación Argentina y bajo su dominio todos los grupos opositores fueron aplastados o conducidos en la clandestinidad.

En 1833 Gran Bretaña ocupó por la fuerza las Islas Malvinas.

El régimen dictatorial de Rosas fue derrocado en 1852 por un grupo revolucionario dirigido por el General Justo Urquiza, antiguo gobernador de Entre Ríos, quien recibió asistencia desde el Uruguay y Brasil. En 1853 fue adoptada una Constitución Federal y Urquiza se transformó en el primer Presidente de la República Argentina. La provincia de Buenos Aires rechazó adherirse a la nueva constitución y proclamó su independencia en 1854. La mutua hostilidad entre los dos estados se reavivió en la guerra de 1859. La República Argentina obtuvo rapidamente la victoria de este conflicto y, en octubre de 1859 Buenos Aires estuvo de acuerdo en unirse a la Federació n. La provincia fue, de alguna manera, el centro de otra rebelión contra el gobierno central en 1861. Bajo el mando del General Bartolomé Mitre, los rebeldes derrotaron al ejército nacional en septiembre de ese año. El Presidente de la República renunció el 5 de noviembre. En mayo del siguiente año un Congreso Nacional eligió a Mitre como Presidente y designó a Buenos Aires como la Capital nacional. Con estos eventos la provincia de Buenos Aires, el más rico y popular en la Unión, consiguió el control sobre el resto de la nación.

Durante el periodo de 50 años posterios a 1880, Argentina tuvo un remarcable progreso económico y social. Durante la primera década del siglo XX el país emergío como una de las principales naciones de Sudamérica.

SIGLO XX. En el comienzos del siglo XX Argentina se convirtio en uno de los países más ricos del mundo y su popularidad había aumentado por la llegada de millones de europeos. La situación social fue pacífica y estable hasta el golpe militar de 1930. Otro golpe ocurrió en 1943, después del cual Juan Domingo Peró n, figura clave en el golpe, surgió como líder del país. Animó el crecimiento de las uniones laborales y aumentó los salarios, y en 1946 fue electo Presidente.

Peró n y su esposa, Eva (Evita), quien fue una defensora de los programas de bienestar social, eran inmensamente popular entre las masas, pero como la economía se deterioró Perón se volvió cada vez más autocrático. Sus esfuerzos de secularizar la nación lo llevaron a un conflicto con la Iglesia Cátolico Romana y enagenó a sus oficiales militares; fue derrocado en 1955. Luego de una serie de gobiernos militares, se permitió a Peró n volver al poder en 1973, pero murió en 1974, dejando a su segunda esposa, Isabel, quien no tenía experiencia política. Durante su tiempo de mandato, revolucionarios marxistas llamados Montoneros comenzaron una violenta guellira, lo cual dio un justificativo para que los militares volvieran a dar otro golpe de estado en 1976. Entonces, una vez que el ejército emprendió su propia "Guerra Sucia" sobre los considerados "subersivos"; miles de ciudadanos fueron asesinados y desaparecidos. En 1981 el General Videla, quien había despojado a Isabel Perón del poder, fue sucedido como Presidente por el General Roberto Viola. Antes de que terminara el año Viola había sido reemplazado por el General Leopoldo Galtieri.

En 1982, enfrentado con la crisis económica Galtieri envio tropas a las Islas Malvinas, un territorio Argentino ocupado por el Reino Unido en 1833. Para sorpresa del gobierno militar argentino, el Reino Unido envió una tropa militar al Atlántico Sur, y en tres meses el ejército argentino fue derrotado y las islas recapturadas por Gran Bretaña. Humillado, Galtieri se resignó, y en 1983 las elecciones democráticas trajeron a Raúl Alfonsin de la Unión Civica Radical al poder. Bajo el gobierno de Alfonsín la economía se vio deteriorada conociendo altisimos niveles de inflación. De todas formas, y luego de 6 años al frente del poder ejecutivo, en mayo de 1989 se convirtió en el primer líder democrático en ser reemplazado via urna electoral después de 50 años, cuando el líder del Partido Justicialista (Partido Peronista); Carlos Saúl Menem, hijo de inmigrantes sirios, fue electo Presidente.

Desde 1991, ayudados por el Ministro de Economía Domingo Cavallo, promovió el libre comercio y un programa de liberalización de la economía. Como presidente, Menem, transformó la economía argentina y el país comenzó a disfrutar de estabilidad política. Menem fue reelecto para la Presidencia en 1995 marcando la tercera elección pacífica y programada consecutiva. El Partido Peronista de Menem además ganó la mayor parte de las bancas en la Camára de Diputados en la elección dándole el control de las dos casas del Congreso. Con los oscuros días de la dictadura atrás, los Argentinos disfrutan de la libertad de la democracia a pesar de continuar con algunas dificultades económicas.

SIGLO XXI. En 1999 fue electo como presidente el representante del Frepaso, Fernando De La Rúa, marcando un hito en la historia argentina por ser el cuarto presidente, después de Raúl Alfonsin y Carlos Saúl Menem (2 periodos), elegido democraticamente. De la Rua asumió como presidente el 10 de diciembre de 1999. Llegó al poder de la mano de la Alianza formada por la UCR y el Frepaso. Atras había dejado una decada de menemismo. Ya en su discurso de asunción De La Rúa planteó la falta de apoyo del justicialismo al nuevo gobierno.

El 20 de diciembre del 2001 presentó su renuncia Fernando de la Rúa como consecuencia de una grave crisis socio-económica . Se convocó a comicios generales para elegir presidente el 3 de marzo. A las 24 horas el nuevo presidente anuncia el no pago de la deuda externa.

El 31 de diciembre, 7 días despúes de haber firmado como nuevo presidente, Adolfo Rodríguez Saá renunció a la jefatura de Estado al no obtener consenso de los gobernadores peronistas para llevar adelante un plan de gobierno que acabase con la rebelión popular que el había expresado su descontento con el gabine que es había designado. Una hora después, también renunció el presidente provisional del Senado, el misionero Ramón Puerta, quien se desempeñaba como virtual vicepresidente de la Nación y que debía reemplazar a Rodríguez Saá hasta que la Asamblea Legislativa designe a otro presidente.

El 1 de enero del 2002 asumió Eduardo Duhalde como presidente (quien había perdido las elecciones ante De La Rúa). Pocos días más tarde anuncia la devaluación del peso con respecto al dólar y así el fin del plan convertibilidad que había llevado a la ruina al pueblo y estado argentinos.

El 27 de abril del 2003 se llevaron a cabo elecciones presidenciales en las cuales Carlos Menem y Néstor Kirchner pasaron a la segunda ronda a realizarse el 18 de mayo 2003 con el 24,5% y el 22,2% de los sufragios respectivamente. Carlos Menem desidio no presentarse a segunda vuelta o ballotage debido a que las encuestan lo dan como perdedor ante Nestor Kirchner un 65% a 15%. Esto debido a imagen negativa de Menem, que alcanzaba al 70% del electorado, representa en principio un techo a la proporción de sufragios que podría obtener en el segundo turno. Esto dió como ganador directo a Nestor Kirchner quien asumió como presidente el 25 de mayo del 2003. Las principales palabras de su discurso fueron: "Quiero un país serio y más justo".

El 10 de diciembre de 2007 asumióla presidencia Cristina Fernández, que en los primeros días de su mandato continuólos lineamientos generales del gobierno de su esposo. De ese modo, una mujer resultóelegida Presidenta de la Nación por primera vez en la historia argentina.

Fuente: www.argentour.com/historia