Un dovere morale Una lotta costante
Mondo Latino
Indice

Población dominicana


El baile del merengue en las
ruinas de S. Francisco La mayor parte de la población dominicana está formada por una mezcla de descendientes de africanos y europeos, representando este grupo aproximadamente el 70% de la población. Aproximadamente un 11% de los dominicanos son principalmente de descendientes africanos, incluyendo a muchos inmigrantes haitianos y a sus descendientes, así como los habitantes descendientes de las islas del Caribe inglés (de St. Kitts y Nevis, Tortola y de ahí su nombre, de Antigua, etc.) conocidos en el país como cocolos. Un 16% son blancos, en su mayoría de ascendencia española o europea al igual que árabes (libaneses, palestinos, sirios, etc.). Existen también minorías de origen chino y japonés.

La cultura dominicana es una mezcla de varias culturas, resultante de las migraciones y de las ocupaciones militares (Española, francesa, haitiana, y estadounidense). Conserva rasgos hispánicos en el habla y en la religión, también en la música y en sus coreografías e instrumentos. Pero también, la cultura dominicana tiene muchas influencias africanas, antillanas, y especialmente estadounidenses. Su religión oficial es la Católica, pero existe una religiosidad popular, que conserva rasgos sincréticos con las religiones animistas que trajeron las distintas etnias esclavas africanas que fueron traídas a la Isla La Española, en forma original, y luego expandida a toda América, desde principios del Siglo XVI, para sustituir a la diezmada población indígena tomada como esclava por los conquistadores españoles.

MUSICA. Cuando se habla de ritmo contagioso y baile sin duda alguna debemos hacer mención al dominicano y a su merengue. Es imposible pasar por estas tierras y no contagiarse de su música y su baile. El merengue forma parte del pueblo ya que constituye una forma de expresión para éste. Es suficiente llegar al aeropuerto o salir a la calle para sentir las vibraciones de esta música que pasa de generación en generación. Para bailarlo? Déjate llevar por el ritmo!

Si llegas durante el invierno no dejes de pasar por el Malecón de Santo Domingo conocido como la discoteca más grande del mundo ya que durante el mes de diciembre se celebran las fiestas navideñas a ritmo de merengue y donde el pueblo cada noche se desencadena con este baile. Lo mismo durante el mes de Julio donde se celebra el Festival del Merengue en Santo Domingo, el cual se extiende hasta la ciudad de Boca Chica y en Octubre en Puerto Plata con los mejores representantes del merengue y grupos de baile folclórico.

Gracias a las miles de agrupaciones que interpretan este tipo de música el merengue es reconocido y bailado a nivel internacional ya sea por orquestas nacionales o extranjeras. Otros ritmos menos conocidos en el extranjero pero que al igual que el merengue son considerados una forma de expresión de su pueblo son "la bachata" y "el perico ripiao" este último popular sobretodo en la región Norte.

La base de la religión dominicana es el catolicismo. Sin embargo, como en todos los estratos de su cultura, el dominicano no puede escapar al sincretismo que le caracteriza. La religiosidad popular está conformada por componentes católicos que se aúnan a elementos de la herencia religiosa indígena y africana. Además hay templos católicos, adventistas, pentecostales, evangélicos y de otras iglesias cristianas.

GASTRONOMIA. Por su condición de país insular, agrícola y ganadero, la República Dominicana ofrece una variedad de atractivos platos donde mezcla las influencias taínas, europea y africana en una explosión de sabor rica en matices y condimentaciones:

  • el Chenchén, plato típico del sur que consite en maíz partido en trozos pequeños y hervido durante horas con diversas especias, el que se acompaña de chivo guisado.
  • el Chacá, también a base de maíz, postre preparado con leche, azúcar y canela, así como leche de coco.
  • el pescado y el moro de guandules con coco, típico de Samaná.
  • el arroz con frijoles, infaltable en la mesa del dominicano, se cocina de diferentes maneras.
  • el plátano, con el que se prepara el mangú, el mofongo y los pasteles en hoja.
  • la yuca, con la que se elabora, además del casabe una empanada rellena de carne, queso o pollo denominada catibía.

Así como frituras diversas y pastelones o chicharrones de cerdo y embutidos: longaniza, butifarra y morcilla son parte de las comidas populares, al igual que el yaniqueque, torta de harina frita en abundante aceite, arepitas de maíz y yuca, torrejitas de bacalao, vísceras de cerdo y pollo fritas o gruisadas, batata frita, mondongo, pata de vaca guisada, cocido criollo y otros. Platos de la típica cocina criolla son: el arroz mezclado con habichuelas o guandules se llama moro; la misma mezcla, pero bien jugosa es el chambre; el plátano maduro, con azúcar y canela los plátanos maduros al "caldero", y las habichuelas con las que se prepara un postre muy típica de Cuaresma llamada habichuelas con dulce.

Fuente: es.wikipedia.org/wiki/Rep%C3%BAblica_Dominicana#Demograf.C3.ADa, www.dominicandream.com/Version%20ESPANOL/Guia%20al%20viaje/Tradiciones/Tadiciones.htm y www.dominicana.com.do/cultura/gastro.html