Un dovere morale Una lotta costante
Mondo Latino
Indice

Población paraguaya


Indígenas maká hoy
reducidos a un millarParaguay tiene una población (según estimaciones para 1998) de 5.291.020 habitantes. La densidad de población estimada es sólo de 12 hab/km2, una de las más bajas de América del Sur. La población se encuentra muy desigualmente repartida: más del 98% de los paraguayos residen en la parte oriental del país, cuya densidad es de 30.04 h/km2, mientras que en el occidente solo habita el 2% (su densidad es de 0,3 h/km2).

Su altísima tasa de natalidad (33‰ en 1993), combinada con una descendente tasa de mortalidad (6‰ en el mismo año), mantienen un elevado crecimiento vegetativo (3,9%, tasa anual media por cada 100 habitantes). Las mejoras en la sanidad, la higiene y la nutrición son los factores básicos que explican fundamentalmente la disminución de la mortalidad. Este descenso de la mortalidad es, a su vez, el causante del aumento de la esperanza de vida, que en 1998 era de 70 años por los hombres y 74 años para la mujeres. En cambio la mortalidad infantil todavía resulta muy alta con 37 fallecidos por cada 1.000 nacidos vivos.

Los idiomas nacionales son el español y el guaraní, revistiendo ambos la categoría de oficial (art. 140/Constitución Paraguaya de 1992: "Son idiomas oficiales el castellano y el guaraní. La ley establecerá las modalidades de utilización de uno y otro. Las Lenguas indígenas, así como las de otras minorías, forman parte del patrimonio cultural de la nación"). El 49,7% de los paraguayos son bilingües guaraní-español; el 40% es monolingüe en guaraní, y el 6,5% es monolingüe en español. Sólo unas pocas publicaciones periódicas se editan en guaraní que, sobre todo, es empleado como lenguaje doméstico, mientras que el castellano es utilizado principalmente en la vida comercial.

Etnicamente el país cuenta con una de las poblaciones más homogéneas de Sudamérica: el 90.8% está compuestos de mestizos (de españoles y guaraníes). Además de estos encontramos un 2,1%; de amerindios, 1,7% de alemanes, mientras un 4,5% está compuesto de otras etnias entre las cuales muy numerosa resulta la comunidad de origen coreano. Los grupos indígenas se reparten entre 17 etnias, que se agrupan en cinco familias lingüísticas.

El 90% de la población profesa la religión católica, que es la oficial, aunque la libertad de culto se extiende a otras creencias. Existe un pequeño número de grupos protestantes, destacando el grupo evangélico de los menonitas.

La enseñanza primaria en Paraguay es gratuita y obligatoria entre los 6 y los 15 años de edad. En 1950, el 34,2% de la población adulta paraguaya era analfabeta, mientras que en 1992 la tasa de analfabetismo descendió hasta el 8,1% (6,9 los hombres y 9,2 las mujeres). En las zonas rurales el analfabetismo se eleva hasta el 12,4% (10,6 para hombres y 14,5 para mujeres). En pequeñas ciudades es del 5,6% (4,4 hombres y 6,6 mujeres), y en las grandes ciudades del 5,9% (4,5 hombres y 7,1 mujeres). Por último, en el área metropolitana de la capital, Asunción, es del 3,4% (2,4 hombres y 4,2 mujeres). La Constitución garantiza que la enseñanza se impartirá en la lengua oficial materna del escolar, aunque en la práctica existen grandes dificultades para el cumplimiento de tal previsión.

La cocina paraguaya es sustanciosa y rica. Es una comida fuerte en el amplio sentido de la palabra, es una deliciosa mezcla de carne vacuna, porcina, ovino, caprina y carnes silvestres, con productos vegetales tales como: la mandioca, el maíz, el choclo (maíz tierno), la batata, el zapallo, la calabaza, etc. El almidón que es la harina de la mandioca producto con el que se elabora las variedades de "chipas" que es el delicioso pan paraguayo. La harina de maíz producto con lo cual se elabora la variedad de sopa paraguaya, comida conocida internacionalmente y del maíz tierno (el choclo) del que se elabora el chipá guazú (chipa grande de maíz).

MUSICA. La música paraguaya es uno de los aspectos más particulares de la cultura del país ya que siendo el único de Sudamérica donde la mayoría de los habitantes habla el idioma de origen nativo, su música es totalmente de origen europeo. Esto se debe a la influencia que tuvieron los jesuitas durante los siglos XVII y XVIII al notar que los Guaraní poseían buen talento musical. De ésta manera los interiorizaron en la música europea. Uno de los instrumentos más populares del país es el arpa paraguaya, muy conocida en el mundo.

La polca (purajhei) y la guarania son las expresiones musicales más populares. Los ritmos del primer género son una invitación a la danza. El segundo, desarrollado por José Asunción Flores cerca del año 20, es más bien lento y melancólico. Hay dos guaranias sumamente conocidas que son India y Recuerdos de Ypacaraí. También la danza es de un gran valor cultural. La polca, por ejemplo, se baila en pareja. Además están las galopas que son piezas danzadas en grupos por mujeres llamadas galoperas que giran formando un circulo, balanceando de un lado a otro un cántaro o un jarrón en sus manos. Otra variante es la danza de la botella, donde la principal bailarina se mueve al ritmo de la música hasta con diez botellas en la cabeza, una sobre otra.

Fuente: www.paraguayglobal.com/geografia6.php, www.paraguayglobal.com/cultura5.php y www.abc.com.py/paraguay/musica.htm