Un dovere morale Una lotta costante
Mondo Latino
Indice

Geografía paraguaya


Lago IpacariLa República del Paraguay, el corazón de América, es un país mediterráneo. Sus Fronteras suman 3.484 kilómetros de extensión con paraguay, Brasil y Bolivia. El territorio paraguayo pertenece en su totalidad a la gran cuenca formada por los ríos Paraguay y Paraná. El Paraguay divide al país en dos regiones naturales bien diferenciadas: la Región Occidental, también llamada Chaco, y la Región Oriental. La primera de las citadas comprende el 60% de la superficie del país (246.925 km2), mientras que el 40% restante pertenece a la segunda (159.827 km2).

El Gran Chaco forma parte -excepto en el extremo occidental- de una llanura aluvial que se extiende desde Paraguay hacia Bolivia en dirección oeste, hacia paraguay en dirección sur y hacia Brasil en dirección este. Esta zona está ocupada por llanuras cubiertas de pastizales, pantanos y matorrales.

La Región Oriental presenta distinta calidad de suelos y drenaje en sus dos vertientes: la del Paraguay tiene grandes dificultades para el drenado y un terreno bastante pobre, dedicado en su mayoría a la ganadería y la agricultura de tipo mixto. En la vertiente del Paraná, de relieve ondulado y suelos rojos (lateríticos-nitrosoles) desarrollados sobre basaltos, la fertilidad es mucho mayor, lo cual la convierte en la región agrícola más importante del país. No obstante, está muy expuesta a la degradación de su ecosistema.

OROGRAFIA. La Región Oriental presenta cordilleras que pertenecen estructuralmente al macizo brasileño, mientras que en la parte occidental se elevan cerros aislados que no pertenecen a ningún sistema. Hacia la costa del río Paraguay se encuentran Cerro Olimpo, Galván, Siete Cabezas, y Desolación, y en el extremo noroeste, Cerro León, Chovoreca, Ustares y Soledad.

Al este del río Paraguay aparece un sistema principal de cordilleras al que pertenecen las sierras de Amambay, Mbaracayú, Caaguazu e Ibytyruzu o Villarrica. Las más importantes son las de Amambay y Mbaracayú, en la frontera con Brasil, pero la más elevada de todas no supera los 850 m de altitud (Pico de San Rafael, en el departamento de Itapúa).

La cordillera de Amambay se extiende en dirección sur-este hasta encontrarse con la cordillera de Mbaracayú. Su longitud es de unos 200 km. Sus cumbres más elevadas son: Punta Porá (700 m), Mangrullo (540 m) y Yagarandy (420 m). La altura media de las cordilleras de Amambay es de 400 m sobre el nivel del mar.

La cordillera de Mbaracayú, se extiende de oeste a este, y también sirve de límite con Brasil en una extensión de 120 km. Al atravesar el río Paraná forma el gran salto del Guairá. Su punto más alto es Pan de Azúcar (500 m) y se encuentra en territorio brasileño. La altura media de la cordillera de Mbaracayú es de 200 m sobre el nivel del mar.

La cordillera de Caaguazú nace del ángulo formado por los sistemas de Amambay y Mbaracayú y se dirige al sureste y luego al sur. De todas, esta cordillera de Caaguazú es la más propiamente paraguaya y la que ostenta la cota más elevada: 850 m. La sierra de Caaguazú corresponde a una meseta rodeada de colinas que domina hacia el oeste una gran depresión periférica. La cordillera toma distintas denominaciones según los distritos que va tocando: Cordilleras de San Joaquín, Tupaó-pú, Ysau, Urucaty, Carayaó, Vacareta, Aracanguy, Caaquazú. La cordillera de Caaguazú en su extremo meridional se convierte en pequeños cerros aislados, en las proximidades del río Paraná.

Sistemas secundarios: En el centro del país se encuentra una serranía con una altura de 200 m; la más importante es la cordillera de los Altos, cuyos picos más elevados son: Melgarejo, Tui-Jhovy, Cerro León. La serranía de Ybytymí, Paraguarí, Ypacaraí, Aregua, ñemby, se dirige al oeste y termina en Lambare y Tacambú, formando los valles de Pirayú, Areguá e Ypacaraí. La serranía llamada de la Cordillerita cruza una vasta región, formando cascadas con las corrientes de agua que lo cruzan. Los cerros principales son: San Rafael (850 m), Punta Pora (700 m), Ibycui (63 m), Acahay (580 m), Mangrullo (540 m), San Joaquín (500 m).

Desde el punto de vista geológico, más del 65% de la extensión de Paraguay está constituida por una formación cuaternaria conocida como la llanura chaco-pampeana. Dentro de esta macrounidad, Paraguay ocupa parte del llamado Chaco Boreal, que limita al sur por el río Pilcomayo. Se trata de una planicie formada por un basamento cristalino, cubierto por sedimentos en su mayor parte pertenecientes al cuaternario. La sedimentación detrítica tiene su origen en los materiales arrancados al sistema andino y transportados por los ríos.

HIDROGRAFIA. El sistema hidrográfico paraguayo forma parte de la cuenca del río Plata, una de las mayores del mundo. Paraguay ocupa un vasto sector a ambos lados del río, que da nombre al país. Otros dos ríos importantes que convergen en el sur del país son: El Paraná y el Pilcomayo.

El río Paraguay, es la principal arteria fluvial. Nace en el Matto Grosso, en las Siete Lagoas, recorriendo unos 1.200 km por territorio paraguayo. Su régimen es bastante regular, con un promedio de 4.300 m3/s. El río Paraguay recibe frente a Asunción al Pilcomayo que, procedente de Bolivia, discurre a través del Gran Chaco. La velocidad del río Paraguay es de 3 km/h, su anchura media es de 500 m y su profundidad media es de 5 m, con una extensión aproximada de 2.600 km. Se presenta como navegable por buques de gran calado hasta Asunción y de medio calado hasta Corumbá (Brasil).

El río Paraguay es internacional ya que con sus aguas y las de sus afluentes riega tres países limítrofes permitiendo un intercambio cultural y comercial. Algunos de los afluentes de su margen izquierda son: el río Apa, que nace en la Cordillera de Amambay; el río Aquidabán, cuyo antiguo nombre era Piray (río de los Peces); el río Ypané, con un curso de 275 km, que nace igualmente en el Amambay y corre de E a O; el río Jejuí, que tiene su origen en la cordillera de Ybituruzu, es navegable en todo su recorrido por embarcaciones menores, y desemboca al N de la ciudad de Pilar; el río Piribebuy, que nace en la cordillera de Altos; y el Tebimary, que cruza el país en toda su extensión de E a O, al S de la Región Oriental. Algunos afluentes de su margen derecha: el río Negro, que nace en la cadena de Chochis (Bolivia); río Confuso, que desemboca a 20 km de Asunción en el río Paraguay; el río Verde, el Paraná, el Pilcomayo y el San Carlos.

El río Paraná, con 4.500 km desde sus fuentes en Brasil hasta su unión con el río Paraguay. De ellos, 679 km delimitan la frontera natural entre Paraguay y Brasil y paraguay. Es navegable hasta las cataratas de Guairá por embarcaciones pequeñas. La palabra Paraná significa parecido al mar. El Paraná es fruto de la unión de los ríos Grande y Paranaiba. Su velocidad es de 8 a 10 km/h entre Ciudad del Este y Encarnación, y su anchura varía desde los 60 m cerca de las cataratas del Guairá hasta los 1.500 m frente a Encarnación, alcanzando más abajo del Salto del Apipé, una anchura de 3 a 4 km.

Sus principales afluentes son el Monday, ñacunday e Iacaray, todos los cuales presentan varias cascadas y saltos, lo que les otorga gran potencial energético. En efecto, el Paraná y sus afluentes presentan buenas posibilidades para el aprovechamiento de la energía hidroeléctrica, tal es el caso de la presa de Itaipú, fruto de la cooperación de Paraguay y Brasil, que constituye el mayor complejo hidroeléctrico del mundo.

El río Pilcomayo nace en Bolivia, señala en parte la frontera con paraguay y desemboca en el río Paraguay, cerca de Asunción. Este río presenta una gran variabilidad de trazado. Sus principales afluentes son: el Pilaya y Suipacha en Bolivia. Sólo es navegable por pequeñas embarcaciones en cortos intervalos.

Los lagos más importantes del Paraguay son: Lago Ipacaray, con una extensión de 22 km de norte a sur, y una anchura de 5 a 6 km, con una profundidad media de 3 m; Lago Ypoá, que significa agua que da suerte, situado al sur de Asunción, a unos 150 km del río Paraguay. Los esteros son zonas inundables que alcanzan una extensión considerable, debido a los desbordamientos de los ríos. El más importante es el que se encuentra en la región occidental llamado Estero Patiño, que está formado por 1.500 km2 de tierra anegadiza, cubierta por las aguas del Pilcomayo. Otros esteros en el norte son: Aguaracati y Piricupú; en el sur, el Picuyry.

CLIMA. Debido a la posición en latitud que ocupa el Paraguay, a ambos lados del trópico de Capricornio, se sitúa en una zona límite del dominio climático tropical. El clima paraguayo puede definirse como tropical, con estación seca en el invierno del hemisferio austral, y con fuertes contrastes en dirección oeste-este. La temperatura media anual es de 22,5; el promedio en verano es de 26,1 y en invierno de 20,8. También de características tropicales es la amplitud térmica mensual. La diferencia entre el mes más frío y el más cálido se sitúa en torno a los 10C. En el Gran Chaco y otros puntos de la Región Occidental las temperaturas medias pueden llegar a alcanzar los 37,8 C.

Las zonas de mayores precipitaciones son el Departamento de Caaguazú, de Itapúa y Central. La cantidad total de lluvias caídas durante el año es de 1.638 mm, que decrece desde el SE hacia el NO, es decir, a medida que se gana temperatura se pierden precipitaciones. En la zona central, las lluvias anuales se cifran entre los 1.200 mm. y los 1.400 mm. Las mayores precipitaciones se registran en los meses de enero, abril y octubre. La sequía generalizada para todo el país es poco frecuente, pero cuando la hay se puede combatir fácilmente gracias a la gran abundancia de ríos, arroyos y lagunas permanentes que existen en la región Oriental, pero no así en la región Occidental.

Los vientos que soplan en el Paraguay suelen recibir el nombre de la dirección que traen: el viento Norte viene del ecuador (Brasil), y es cálido y húmedo; el viento del Sur es frío y seco, su intensidad es variable y su duración es de varios días; el viento del Este procede de las cordilleras del este hacia el río Paraguay, siendo un viento suave; el viento del Oeste es poco frecuente, produciendo fuertes lluvias cuando sopla. Los vientos que dominan en el territorio son el Norte y el Noreste. En general, están dominados por una circulación meridiana, en la que priva, por tanto, el componente norte o sur.

Los huracanes, aunque son raros en el Paraguay, cuando se han producido han sido violentos, como ocurrió en el año 1926 en la ciudad de Encarnación. Las heladas se producen durante algunos días en los meses de invierno, especialmente de mayo a septiembre.

FLORA Y FAUNA. En Paraguay se pueden encontrar diversidad de especies animales y vegetales. Entre la fauna con la que cuenta el país se encuentran loros, papagayos, lechuzas, monos, pumas, zorros, jabalíes y algunas especies en extinción.

En cuanto a la flora, su valor es ampliamente conocido y apreciado por los aportes de especies tales como el Ananá, la Yerba Mate y el Ka' He'. Muchas de estas especies de flora y fauna se encuentran en la extensión del Chaco, región ubicada al occidente del Río Paraguay. Esta zona ocupa más de la mitad del territorio nacional y es el área boscosa más grande en América. La vida silvestre está conformada, entre otras, por una gran cantidad de reptiles como el caimán, la anaconda y la boa constrictora. La vegetación se caracteriza por los montes bajos (algarrobos y espinillos), las praderas de gramíneas y las especies boscosas de madera dura como el quebracho colorado, palmera, guayacán y timbó.

Fuente: www.paraguayglobal.com/geografia.php y www.abc.com.py/paraguay/fauna.htm