Un dovere morale Una lotta costante
Mondo Latino
Indice

Geografía de Guatemala


Antigua al pie del volcán Agua El nombre de Guatemala deriva de Goathemala, que en lengua maya-tolteca quiere decir tierra de los árboles. La República de Guatemala en América Central, tiene una ubicación muy especial, por ser el centro geográfico del Continente Americano. Su territorio, de aproximadamente 109.000 Km cuadrados limita al norte y al oeste con México; al sureste con El Salvador y Honduras, al noreste con Belice y el mar Caribe; al sur con el Océano Pacífico.

Entre sus bellezas naturales figuran las exuberantes costas del Caribe y el Pacífico, selvas tropicales en su estado originario, majestuosos volcanes, y sorprendentes lagos de montaña. Si a toda esta diversidad de paisajes añadimos sus impresionantes ciudades coloniales, algunos de los lugares más notables del Mundo Maya y la simpatía natural de sus habitantes, tenemos ante nosotros el retrato de Guatemala: un paraíso de tradición, color y amistad.

OROGRAFIA. La Sierra Madre penetra en Guatemala dividida en dos ramales:

  • La Sierra Madre atraviesa el país de oeste a este, corre paralela al Pacífico y se prolonga hacia Honduras por el Cerro Oscuro.
  • La Sierra de los Cuchumatanes, más al norte, se extiende hasta el norte del río Chixoy o Negro, donde se divide en dos grupos: los Cuchumatanes al oeste y las montañas Verapaz al este.

Guatemala es uno de los países más volcánicos del mundo. Destacan los de Tajumulco (4,220 mts. s.n.m), el pico más alto de América Central, Volcán de Fuego (3,763 mts. s.n.m.), el de Santa María (3,772 mts. s.n.m.), el Volcán de Agua (3,763 mts. s.n.m), el Volcán San Pedro, el Tolimán, a orillas del lago Atitlán. Debido a sus múltiples plegamientos orográficos, Guatemala está sometida a constantes sismos y erupciones volcánicas. Una de las mayores tragedias que ha conocido la historia de este país se produjo en 1976, cuando la República fue azotada por un violento terremoto que causó numerosos muertos y heridos y dejó sin hogar a más de un millón de personas.

HIDROGRAFIA. Los sistemas montañosos determinan dos grandes regiones hidrográficas, la de los ríos que desembocan en el océano Pacífico, y los que lo hacen en el Atlántico, que a su vez se dividen en dos vertientes: la del Caribe, por el golfo de Honduras, y la del golfo de México, atravesando Yucatán. Los ríos que desembocan en el golfo de Honduras son extensos y profundos, propios para la navegación y la pesca, entre los más importantes el Motagua o río Grande y el Río Dulce, desagüe natural del lago Izábal. De la cuenca hidrográfica del golfo de México sobresalen el río de la Pasión y el Chixoy o Negro, todos afluentes del Usumacinta, el más largo y caudaloso de Centroamérica, y frontera natural entre Guatemala y México.

Los ríos de la cuenca hidrográfica del Pacífico se caracterizan por ser cortos, de curso rápido e impetuoso. El territorio cuenta con numerosos lagos y lagunas, muchos de origen volcánico, como el espléndido Lago de Atitlán, y el Amatitlán, con manantiales de aguas sulfurosas a altas temperaturas. De origen fluvial destacamos el Petén Itzá, que tiene varias islas, y en una de ellas se asienta la ciudad de Flores, y el lago de Izábal, el más grande de Guatemala, que desagua al golfo de Honduras a través del río Dulce.

Las costas del Mar Caribe están comprendidas en el Golfo de Honduras, donde se encuentra la Bahía de Amatique. Las del Pacífico más extensas, pero igualmente atractivas.

CLIMA. A pesar de su pequeña superficie, Guatemala hace gala de una amplia variedad de climas, debido a su diversidad topográfica. La temperatura anual promedio es de 20ºC (68ºF). En las áreas costeras llegan a registrarse 37ºC (99ºF), mientras que las zonas montañosas más altas, las temperaturas pueden bajar más allá del punto de congelación, aquí las noches son frías en cualquier época del año. En la mayor parte del país, la temporada seca dura desde noviembre hasta abril, y la época húmeda desde mayo a octubre. Esta época se caracteriza por presentar cielos despejados antes y después de las copiosas precipitaciones, que se producen en las últimas horas de la tarde o las primeras horas de la noche.

FLORA Y FAUNA. Desde las escarpadas montañas, hasta las bosques de El Petén o los arrecifes coralinos del Caribe, los naturalistas han identificado más de doce ecosistemas diferentes. Guatemala es un país de playas de arenas volcánicas negras, manglares, aluviones, bosques de frondosa vegetación y profundas selvas tropicales.

La reserva de Monterrico es el mejor lugar para la observación de la naturaleza en la costa del Pacífico. Este área protege un corto tramo de costa para beneficio de las tortugas que desovan en la playa, detrás de ella existe un manglar que puede recorrerse en bote. Subiendo hacia la montaña el bosque está salpicado de musgos, parras y orquídeas. En el departamento de Baja Verapaz, se encuentra el Biotopo del Quetzal. En esta zona montañosa vive uno de los símbolos de Guatemala, el quetzal, pájaro tropical de espectacular plumaje. La selva de El Petén está cubierta de ébanos, aguacates, ceibas y caobas, donde viven aves como los tucanes, los loros, los colibrís; y mamíferos como los ocelotes, pumas, jaguares, tapires y distintas especies de monos.

En los manglares que bordean la costa del Caribe vive un tranquilo mamífero acuático, el manatí. La vida de los arrecifes coralinos es muy intensa, entre los miles de especies pueden citarse el coral de fuego, el pez ángel, varias especies de tiburones, tres clases de tortugas y los cocodrilos de agua salada.

Fuente: www.guate.net/plain/Guatemala.htm