Un dovere morale Una lotta costante
Mondo Latino
Indice

murga


Juan Carlos Cáceres: La murga argentina Murga porteña, "la catarsis del tango". Numerosos son los que se preguntan sobre el vínculo entre el tango y la murga. Es como preguntarse que tienen en común el tango, la milonga y el candombe. Realmente, la relación entre ellos es una cosa íntima, más de lo que parece ser a primera vista.

¿Que es la murga?
La murga es un fenómeno de carnaval, que se produce una vez al año. Es un fenómeno íntegro donde toda cuenta del mismo modo: la danza, la música, las palabras picarescas y las prendas de vestir. Su historia es vieja, como vieja es la historia del carnaval. Las primeras manifestaciones de murga o comparsas están vinculadas a la presencia de los esclavos negros. La aristocracia toma parte más tarde y se organiza el primer carnaval oficial a finales de 1850. A principios del siglo XX, el carnaval se es revivido principalmente por la inmigración española e italiana, que sale a las calles con carros de leche decorados como carrozas (es en este contexto que la aristocracia comienza a retirarse). Ultimamente, la murga se desvincul&oaute; del carnaval para estar presente todo el año. Sus canciones y su música se utilizan como elementos de protesta contra la difícil situación social del pueblo argentino. Sus palabras reflejan la problemática actual del país.

La herencia del tango
La murga revela claramente la herencia negra de Argentina: la 'negritud", en todo su esplendor, se conserva en la murga. Importantes bailarines de tango también fueron importantes bailarines de murga. El murga les daba la posibilidad de expresarse libremente, de dejar aparte los prejuicios y los códigos de los bailes populares para abandonarse, cuerpo y alma, a la ansiedad mágica de esta danza. El murga porteña, "la catarsis del tango", es el momento en que la pasión controlada del tanguero estalla y se expresa ilimitada hasta el salto más alto posible de un mantanza (última parte de las secuencias del murga, cuando el bailarín, acompañado por el tambor y los címbalos crea saltos enérgicos en el aire). El murga es una parte del tango que se despierta.

Juan Carlos Caceres, con una mirada dirigida al pasado, abre una nueva puerta al tango actual. Sus temas renuevan el espíritu tanguero, permitiendo la murga porteña entrar finalmente en las milongas del mundo entero. Ariel Prat, autor, músico y bailarín de murga porteña, es el primero en aportar en París este arte, este tango de protesta que es la murga porteña actual; la murga que revela al mundo los sentimientos y las aspiraciones de un pueblo, ese mismo pueblo que hace más de cien años, ha creado esa espléndida danza que se llama "tango argentino".

Lección para los tangueros de hoy? La murga nos da algo de fundamental: el contacto y el ritmo con la tierra, un ritmo tranquilo y profundo, muy difícil de alcanzar para un bailarín de tango. La relajación del cuerpo y el movimiento desinibido que expresa la murga son particularmente útiles para el tanguero. Contar con un cuerpo libre es uno de los puntos clave para cualquier bailarín. La murga nos aporta estos elementos que no son siempre evidentes de encontrar en el tango: ritmo en tierra y desinibición. La murga abre una nueva puerta a la creatividad.

Artícolo publicado en el N°6 de 'El Farolito 2003'

Fuente: www.pascaleyluis.com/article70.html