Un dovere morale Una lotta costante
Mondo Latino
Indice

Nelson Ned


NELSON NEDLa necesidad fue la que lo impulsó adelante, necesidad de superar sus barreras, de traer el pan a la casa, de demostrar que tenía talento. La superación de barreras, la lucha por la fama y la conquista de sí mismo son algunas de las pruebas que un pequeño gigante de la canción tuvo que enfrentar a lo largo de su vida. Un domingo 2 de marzo de 1947 al medio día nace el primer hijo, de la pareja integrada por Nelson de Moura Pinto y Ned D'avila Pinto en Ubá, Minas Gerais, Brasil. La unión de nombres de su madre y su padre produce su nombre: Nelson Ned D'avila Pinto quien en un futuro lejano será conocido como el pequeño gigante de la canción. A los seis meses de edad y después de haber sido revisado por el doctor Vianelo Nelsito es llevado por su madre a Río de Janeiro donde los médicos le diagnostican una mutación genética conocida como Displasia Espóndil Epifisaria, condición que le impedirá crecer normalmente. En esa remota ciudad, transcurren los primeros años donde crecerá rodeado de un ambiente musical.

A los cinco años participa como cantante en un programa de principiantes en Radio Educadora Laborista, convirtiéndose en una pequeña celebridad que caerá en cuenta de sus limitaciones físicas. Aunque para Nelson su tamaño es tan sólo un detalle físico. Al ingresar a la escuela comienza a sufrir humillaciones por su poca estatura, sin embargo un día de la bandera su talento se impone cuando Nelsito canta y triunfa entre sus compañeros. A partir de ahí, Nelson se criará para el mundo.

Cuando tiene diez años de edad la familia se traslada a vivir a Bel, horizonte donde su madre trabaja en la oficina de impuestos, pero como los hermanos dependen exclusivamente de su sueldo, Nelson se ve forzado a trabajar para ayudar en el sostenimiento del hogar. Con ayuda de su madre consigue su primer trabajo en la fabrica de chocolates Lacta. Sin planearlo, en ese lugar comienza su carrera como cantante cuando al señor de Souza se le ocurre aprovechar la voz de Nelson para hacer una promoción de sus productos en las escuelas. Durante esta época en la que Nelson llega a la televisión con "Gente, el tamaño no importa", programa impulsado por Lacta, no sospecha que en los próximos años el éxito y la arrogancia lo enfrentarán a una vida desenfrenada.

Para 1963 Nelson Ned se traslada a Río de Janeiro donde su tía Neide y su tío Danilo intentan introducirlo en el medio artístico. En esta época participa en un concurso de la televisión carioca consiguiendo un contrato con Polygram para grabar un sencillo. Sin embargo, a pesar de haber logrado aumentar la curiosidad de la gente por su persona, le llevará varios años más consolidarse en el gusto del público. En 1964 al ser rescindido su contrato y habiendo ganado el trofeo Euterpe por cantante revelación, Nelson comienza su peregrinar por centros nocturnos. Pronto el famoso conductor de televisión lo da a conocer en la cúpula de la industria del espectáculo. Sin embargo, no es sino hasta que conoce a Genival Melo, su futuro manager, que su carrera despega internacionalmente.

Hacia finales de los sesenta Nelson acaricia el éxito, pero todavía no es dueño del mismo, hasta que la guerra que inicia junto a disco Copacabana por los derechos que le habían sido usurpados en argentina de "Todo pasará". Así como su participación en el festival mundial de la canción hispana en Nueva York lo catapultan hacia la fama. A pesar de sus limitaciones a lo largo de su carrera, Nelson ha vendido discos en 45 países y en tres continentes totalizando 45 millones de copias. El éxito que inicia en el año de 1972 en Estados Unidos lo conduce a una vida desenfrenada en el que la compulsión sexual y la drogadicción lo hacen trastabillar. Aunque contrae matrimonio a los 25 años de edad con Marli, una actriz secundaria con quien concibe tres hijos, Nelson Ned Jr., Verónica y Monalisa, mientras pasa a formar parte de las grandes estrellas internacionales, su vida personal comienza a hundirse en el caos.

El autor de "Happy birthday to you my darling", crece artísticamente, pero aparejado al apogeo de su carrera comienza a sufrir los estragos de la insatisfacción. Incontables noches con mujeres, bebidas y estimulantes le provocan el desprendimiento de la retina, así como el divorcio de Marli en 1977 y el nuevo encuentro con su segunda esposa María aparecida en 1980. Sin embargo, el Nelson Ned disoluto, sediento de gloria y lleno de vicios continúa existiendo en él, aun cuando para 1988 un ocho de abril al celebrar su octavo aniversario con María ocurre un incidente que casi acaba con la vida de su esposa. Cuando Nelson y María concluyen su noche de fiesta en un centro nocturno Nelson pone sus pantalones con su arma sobre el sofa. Al recoger su ropa para subirla a la habitación, María tropieza en los peldaños de la escalera y el arma se dispara causándole una lesión en la arteria subclavica, María es socorrida por los vecinos que la llevan al hospital Albert Einstein, donde permanece 48 horas en terapia intensiva sin que Nelson se percate del hecho. Durante este alarmante episodio que causa confusión y enojo a su familia Nelson Ned decide dejar de beber e inhalar cocaína por un tiempo, sin embargo no sospecha que el abandono familiar y su acercamiento al cristianismo se convertirán en sus verdaderos aliados.

A pesar de ser crucificado por la prensa el pequeño gigante de la canción recae en la drogadicción y el alcoholismo después de un periodo de abstinencia. Hasta que el abandono familiar así como el Salmo número 51 que su hija Verónica le da a leer un 31 de marzo de 1993 le abren un nuevo panorama, al pequeño gigante de la canción. "No soy el que me gustaría ser, ni el que debería de ser, más con el favor y la misericordia de Dios, ¡No soy más lo que era!" Nelson Ned. Después de 14 años de sufrimiento la paz entra en su casa, la alegría y la euforia que la bebida y la cocaína le dio fueron suplidas por la transformación que logró en el Espíritu Santo.

Actualmente Nelson Ned vive una luna de miel en Cristo Jesús con su esposa María. Comparte su tiempo con sus hijos. Quienes sigue sus pasos dentro de la música como baterista y continúa con éxito su carrera profesando su fe.

Fuente: www.tvazteca.com.mx/npantalla/programas/nudo/temas/nelsoned.shtml