Un dovere morale Una lotta costante
Mondo Latino
Indice

José Santos Chocano

JOSE SANTOS CHOCANO José Santos Chocano Gastañodi (Lima, 14 de mayo de 1875 - Santiago de Chile, 13 de julio de 1934) fue un poeta peruano, conocido también con el seudónimo de "El Cantor de América". En su poesía describe y representa a su país, el Perú. Es comúnmente conocido por la mayoría de peruanos y muchos escritores se refieren a él, abreviada y simplemente, como Chocano.

Chocano, ingresó a la Facultad de Letras de la Universidad de San Marcos, a la edad de 14 años. Tuvo una vida agitada, acusado de subversión, fue encarcelado a los veinte años, lo cual lo llevó a recorrer América como diplomático y aventurero; así es que se desempeñó, desde muy temprana edad, en algunas misiones diplomáticas por su país que le condujeron inicialmente a Colombia y luego a España. Fue secretario de Pancho Villa y colaborador del dictador guatemalteco Manuel Estrada Cabrera, lo que casi lo llevó ser fusilado en 1920 al ser derrocado este. En 1922, en Lima fue hecho poeta laureado y en la tarde del 31 de octubre de 1925, mató en un duelo al joven escritor y rival suyo Edwin Elmore. Salió a los 2 años por un indulto y se fue a vivir a Santiago de Chile, donde en 1934 fue asesinado en el tranvía por Martín Bruce Padilla, un loco chileno que creía que Chocano tenía el mapa de un tesoro.

Estilo literario

Se le considera dentro del modernismo, del cual fue uno de los representantes peruanos más distinguidos compartiendo junto con Ruben Darío (Nicaragua), Manuel González Prada (Perú), José Martí (Cuba), Manuel Gutiérrez Nájera (México), José Asunción Silva(Colombia) y otros el liderazgo dentro del este estilo literario. Sin embargo, cabe recalcar que Chocano por su carácter es considerado, por algunos entendidos, que está más cerca del romanticismo que del modernismo, mientras que otros, como es el caso del crítico norteamericano Willis Knapp Jones, lo llegaron a denominar como novomundista. Pero muchos estudiosos entienden que Chocano es muy diverso así como prolífico, por lo que algunas veces es épico y otras es lírico.

La Influencia Literaria de Chocano

Parece ser que tuvo muchos detractores que menospreciaban su obra al compararla a la depurada obra del otrora poeta peruano José María Eguren para así talvez poder calificar a Chocano como un simple versificador. Sin embargo Eguren profesó una gran estima y admiración por el trabajo realizado por Chocano. Chocano ha influenciado a muchos poetas, más directamente a los poetas peruanos, Parra del Riego y Alberto Hidalgo que durante su carreras señalaban a Chocano como una fuente de inspiración a la que ellos trataban de emular a su propio modo. Aún César Vallejo, muestra alguna influencia de Chocano en muchas de sus obras.

Los poemas de Chocano han servido y siguen sirviendo para no sólo los peruanos, sino para muchos otros ciudadanos en el mundo que admiran o gustan de sus poemas. Como es lógico, Chocano es más popular en los países del sur y centro América que en otros países en el resto del mundo, quizás a excepción de España, país que acogió bastante bien al poeta en vida y en el cual Chocano publicó algunas de sus obras. Chocano en sus poemas parece estar interesado en relatar y defender la validez e importancia de la fusión de las diferentes razas que han dado origen a las diversas culturas en centro y sur América. Francisco Bendezú explica en su libro José Santos Chocano-Las Mejores Poesías de Chocano el porque se propuso "reinvidicar" en sus tiempos, a Chocano al escribir en el prólogo de este mismo, "Yo me rebelo con todas mis fuerzas contra la conspiración de silencio tendida en torno a Chocano, contra su paulatina e injustificable eliminación de nuestra todavía incipiente tradición poética". En el Preludio de Alma América escrito por Rubén Darío (conocido como el príncipe de los ingenios) y al que Chocano acompañó en sus últimas horas, se encuentra la siguiente apreciación sobre la poesía de Chocano: "El tiene el Amazonas y domina los Andes: / ¡siempre funde su verso para las cosas grandes! (...) ¿Me permites, Chocano, que, como amigo fiel, / te ponga en el ojal esta hoja de laurel?:"

Fuente: es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Santos_Chocano


QUIÉN SABE

Indio que asomas a la puerta
de esa tu rústica mansión:
¿Para mi sed no tienes agua?
¿Para mi frío cobertor?
¿Parco maíz para mi hambre?
¿Para mi sueño, mal rincón?
¿Breve quietud para mi andanza?

-¡Quién sabe, señor!

Indio que labras con fatiga
tierras que de otro dueño son:
¿Ignoras tú que deben tuyas
ser por tu sangre y tu sudor?
¿Ignoras tú que audaz codicia
siglos atrás te las quitó?
¿Ignoras tú que eres el amo?

-¡Quién sabe, señor!

Indio de frente taciturna
y de pupilas de fulgor:
¿Qué pensamiento es el que escondes
en tu enigmática expresión?
¿Qué es lo que buscas en tu vida?
¿Qué es lo que imploras a tu dios?
¿Qué es lo que sueña tu silencio?

-¡Quién sabe, señor!

¡Oh, raza antigua y misteriosa,
de impenetrable corazón,
que sin gozar ves la alegría
y sin sufrir ves el dolor:
eres augusta como el Ande,
el Grande Océano y el Sol!
Ese tu gesto que parece
como de vil resignación,
es de una sabia indiferencia
y de un orgullo sin rencor...

Corre por mis venas sangre tuya,
y, por tal sangre, si mi Dios
me interrogase qué prefiero
-cruz o laurel, espina o flor,
beso que apague mis suspiros
o hiel que colme mi canción-,
responderíale diciendo:
-¡Quién sabe, señor!