Un dovere morale Una lotta costante
Mondo Latino
Indice

Luis Sepúlveda

LUIS SEPULVEDA Luis Sepúlveda es un escritor nacido en la república de Chile (Ovalle 1949) y cuyo éxito literario ha tenido reciente data. Tocó las nubes con su conocida novela UN VIEJO QUE LEIA NOVELAS DE AMOR y posteriormente ha continuado con publicaciones de formidable éxito.
Sin embargo, en su país, (“nadie es profeta en su tierra”), no ha sido suficientemente reconocido y si bien se acepta la calidad de sus textos, leyendo entrelíneas los juicios de los especialistas, se nota un reticente elogio, como que sus plumas no se atreven a considerarlo un éxito literario o simplemente, al igual que Isabel Allende, se resisten a verlo como un escritor de tomo y lomo, emitiendo loas muy medidas y analizando con algun desdén sus libros.Hubo por ahí un crítico que intentó acarrear agua a sus molinos, expresándose en términos nada auspiciosos sobre la obra del autor en comento. Le llovieron cartas, no para aplaudirlo precisamente. Estuvo muy solo en la batalla y, mucho creemos, salió trasquilada su inteligencia...

En definitiva, se nota cierta resistencia al éxito de un compatriota

Se ha dicho que el autor latinoamericano más leído en Europa, después de Gabriel García Márquez, es el chileno Luis Sepúlveda. Y no lo dicen los chilenos, que bastante empeño ponen en no levantar la voz, sino el juicio proviene de los círculos europeos.
Luis Sepúlveda ha escrito libros que se leen rápidamente, con gran bagaje anécdótico, con tramas sencillas, buscando el interés del lector, el fin último de cualquier obra, sin hacerle visajes a las complicaciones, los enrevesamienbtos, la densidad o la extensión de los textos, que son las cumbres de muchos autores, pensando, lógicamente, que por caminos oscuros y estrechos se llega a la mente del lector, interesándolo.

Muchos olvidan que los lectores tienen cada vez menos tiempo para el dulce vicio y los viajes extensos y agotadores no le parecen proyectos apetecibles.

La parte ideológica del escritor Luis Sepúlveda ha tenido capital importancia en el análisis de su obra. Luis Sepulveda tiene la particularidad de no esconder su ideario ( exiliado por el régimen militar) y no oculta su desdén por la envidia chilena frente al éxito de sus compatriotas (alguna vez dijo que debiéramos exportarla) , lo cual también significa que no se muerde la lengua para expresar su parecer.

No obstante lo anterior (su decidida actitud ideológica), sus textos no transfieren, en general, tal visión del mundo, ofreciéndonos, en cambio, volúmenes que tocan otros temas, más cosmopolitas, menos comprometedores. Salvo, claro está, que los deje deslizar entrelíneas... Es claro en su planteamiento y a los oráculos chilenos, a los que se creen dueños de la verdad, a los que juzgan con ópticas minúsculas la producción nacional, les ha dicho todo, “sin pelos en la lengua”, lo cual es sano.

Siempre será interesante conocer algo del hombre, puesto que éste origina el escritor en cuanto a sus experiencias de vida y a su sensiblidad.
Luis Sepúlveda, como se dijo, estuvo en prisión durante el régimen militar que imperó en Chile . Posteriormente fue exiliado. Su peregrinaje por América del Sur lo proveyó de suficiente material para recrear sus obras. Posteriormente recorrió Europa, donde reside en la actualidad.

Es un trotamundos impenitente y eso lo impulsa a desdeñar la famosa aldea global que tanto se habla. El piensa que estamos a años luz de la aldea global puesto que en zonas del Africa y América subsisten etnias, tribus, conglomerados de personas que no saben de ella, que viven subalimentados y subculturizados. Entonces, hablar de aldea global es un engaño. La aldea global existe solo en la informática y es un cuento de intereses, IBM incluida. La humanidad está a distancia sideral. Debe haber un equilibrio que hoy no existe.

Luis Sepulveda fue amigo de Julio Cortázar y Osvaldo Soriano, además de Plácido Domingo. Rescata entre sus maestros literarios a Emilio Salgari, Julio Verne, Jack London, Melville, Conrad entre los extranjeros. Dentro del ámbito nacional reconoce sus devociones por Francisco Coloane,(ha tenido especial ingerencia en la divulgación de su obra en Europa) Manuel Rojas, Pablo de Rokha, Carlos Droguet, Juan Godoy, Nicomedes Guzman. Viaja lo estrictamente necesario a su país natal y no siente, al igual que sus compatriotas, la nostalgia del regreso. Escribe acompañado por la música de Sebastiao Vasconcellos, Egberto Gismonti, Keith Jarret o Chick Corea.

La mayoría de los libros de Luis Sepúlveda están siendo traspasado a guiones de cine, ratificando la importancia que ha adquirido.
Sin duda UN VIEJO QUE LEIA NOVELAS DE AMOR es su mejor texto. O al menos, el más popular. Será el libro que lo marcará por vida. En Chile tuvo una edición casi artesanal por lo desconocida y escasa difusión. En cambio la fama llegó desde afuera, editándose varias veces. Es la historia de seres en la selva, viviendo junto a los aborígenes, con mucha historia y aventuras. Pero tambien su HISTORIA DE UNA GAVIOTA Y DEL GATO QUE LE ENSEñO A VOLAR, sabrosa historia de animales, hecha para sus hijos, en que el mensaje ecológico está presente, le ha reportado aplausos. Antes, en PATAGONIA EXPRESS, nos narraba experiencias personales y su mirada se detenía en acontecimientos muy puntuales.

El escritor chileno ha conocido la fama después de largos años. Sus libros, no son muchos, pero se le ve prolífico y en corto tiempo ha dado a la luz varios volúmenes. Entre otros, el referido Un viejo que leía novelas de amor (1992), Mundo del fin del Mundo (1994), Nombre de Torero (1994), Patagonia Express (1995) , Historia de una gaviota y del gato que le enseñó a volar (1996) y Desencuentros (1997).

Luis Sepúlveda es un gran escritor chileno, conocido internacionalmente, con éxito en la venta de sus libros, incluso transformado en guiones para filmes, cuya fama todavía no aterriza en su patria: Chile .

Fuente: www.escritores.cl/base.php?f1=semblanzas/texto/sepulveda.htm