Un dovere morale Una lotta costante
Mondo Latino
Indice

Carlos Fuentes

CARLOS FUENTES (1928-2012) Narrador mexicano, hijo de un diplomático mexicano, nació en Ciudad de Panamá en el seno de una familia de holgada posición económica, lo que le permitió hacer viajes por América y Europa. Vivió en Washington desde 1932 hasta 1941, donde estudió en la escuela de lengua inglesa. Publicó sus primeros escritos en Chicago, en el periódico del colegio. Regresó a México y permaneció allí algunos años y se inició, posteriormente, en el servicio diplomático en Ginebra. Estudió Derecho en la Universidad Autónoma de México y colaboró con varias revistas. Tras su graduación, en 1955, Carlos Fuentes fundó la Revista Mexicana de Literatura, junto a Emmanuel Carballo. Cuatro años después renunció al servicio diplomático y viajó a Cuba, con el triunfo de la revolución.

Su primer libro fue una colección de cuentos aparecida en 1954 con el título de Los días enmascarados, en los que se entremezclan hábilmente las motivaciones de la realidad y los ensueños fantásticos. De 1958 es su novela La región más transparente, donde se ofrece un amplio cuadro de la capital mexicana, con sus rasgos de metrópoli neocapitalista que no ha abandonado todavía su ancestro rural. Su segunda novela, Las buenas conciencias (1959), está contada con más rígido realismo y es la historia burguesa del protagonista, Jaime Ceballos, enmarcada en un ambiente provinciano asfixiante de fariseísmo religioso, de decadencia moral, de vileza inconsciente.

En 1962 aparece La muerte de Artemio Cruz, novela donde fluyen paralelamente la cronología narrativa y el monólogo interior del protagonista. De esta misma época es su cuento largo Aura, de rigurosa factura narrativa y fantástica inspiración. Siguen luego Cantar de ciegos (1964), Zona sagrada (1967), Cambio de piel (1967), Cumpleaños (1969), Terra nostra (1975), Gringo viejo (1985) y La campaña (1990), relatos éstos con diferentes técnicas, pero en los que se advierte la cultura de Carlos Fuentes en el uso de recursos tales como el collage o la yuxtaposición cinematográfica del discurso literario.

En 1994 presentó su novela Diana o la cazadora solitaria, obra de carácter autobiográfico en la que narra la pasión que el escritor mexicano vivió a los 40 años con una actriz de Hollywood, Jean Seberg, al tiempo que refleja el mundo actual del México de la década de los sesenta. De 1997 es su libro de cuentos La frontera de cristal, compuesto por nueve relatos que se relacionan entre sí, y en los que Carlos Fuentes analiza los encuentros y desencuentros que se producen entre Estados Unidos, el país más poderoso de la tierra, y México, una nación pobre separada del coloso del norte por la barrera natural de Río Grande.

En 1959 se casó con la estrella de la televisión, Rita Macero, con la cual tuvo una hija. Divorció en 1966 y en 1975 se casó con Sylvia Lemus, con la cual tuvo un hijo e una hija. Carlos Fuentes ha sido profesor en diversas universidades americanas y europeas. Ha recibido numerosos premios, como el prestigioso Miguel de Cervantes (1987), Príncipe di Asturias (1994), e Rubén Darío (1998).

Fuentes ha estado muy involucrado en la política mexicana. Ha escrito muchos artículos sobre los políticos de América Latina. Tentó de crear una nuova organización política para desafiar el monopolio del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el partido de estado en México. Fuentes quisiera reformar el sistema político mexicano: desea una estructura política menos centralizada. Políticamente hablando, Fuentes " auspica la nacionalización de la industria de base, el control sobre las inversiones extranjeras, la unión democrática e finalmente, quisiera ver terminar la dependencia mexicana de los Estados Unidos. Come Pablo Neruda, Fuentes ha escrito trabajos en los cuales acusa los Estados Unidos de abuso de poder en la explotación de la América Latina y de sus recursos naturales.

Por està razón, le ha sido negado la visa para entrar en los Estados Unidos.

Hasta el día de su fallecimiento (15/05/2012), fue considerado candidato principal para obtener el Premio Nobel de Literatura. El último latinoamericano en recibir este premio, el peruano Mario Vargas Llosa, expresó su deseo de que el siguiente autor de la lengua en recibirlo fuera Carlos Fuentes. Dijo Fuentes poco tiempo antes: "Cuando se lo dieron a García Márquez (1982) me lo dieron a mí, a mi generación, a la novela latinoamericana que nosotros representamos en un momento dado. De manera que yo me doy por premiado"