Un dovere morale Una lotta costante
Mondo Latino
Indice

Torceduras y desgarrones


Una brusca caida o una improvisa torción pueden provocar una distorsión. Los síntomas son: inflamación y deformación de la articulación interesando análogas junturas y fortísimo dolor en la zona interesada:

  1. Inmobilizar la articulación con bandas elásticas buscando de mover la articulación lo menos posible.







  2. Aplicar una bolsa con hielo sobre la parte interesada ya que el frío ayuda a aliviar el dolor y reducir la inflamación.
  3. Sospechar siempre que los huesos pueden estar fracturados y/o que podrían existir lesiones a los nervios o vasos, entonces, transportar delicadamente el infortunado, siempre teniendo el miembro inmobilizado, a Urgencias, donde le serán efectuados los controles del caso.

1. Inmobilizar la articulación
2. Aplicar una bolsa con hielo

Los desgarres son generalmente característicos de las fajas musculares, especialmente de aquellas más largas (pierna); puede ser díficil distinguir un desgarrer de una fractura, ambas pueden ser el resultado del mismo accidente. La sintomatología de los desgarres es análoga a la de las torceduras o sea dolor, inflamación e coloración morada. En estos casos:

  1. Levantar la articulación golpeada por el desgarre a un nivel más alto del resto del cuerpo, en modo de disminuir el flujo de sangre.









  2. Fajar la parte infortunada con bandas elásticas y evitar que el infortunado haga esfuerzos inútiles.








  3. Aplicar una bolsa con hielo. El frío ayuda a aliviar el dolor y reducir la inflamación. Apenas posible, hacer una radiografía de la zona infortunada para controlar que no hayan fracturas.

1. Levantar la articulación interesada
2. Fajar la parte infortunada
3. Aplicare una bolsa con hielo

Fuente : Asociación Voluntarios Italianos de la Sangre (AVIS)