Un dovere morale Una lotta costante
Mondo Latino
Indice

Hemorragias y sangre por nariz


Las hemorragias externas son lamentablemente eventos muy comunes. Si la herida es superficial, se puede curar tranquilamente en casa, lavando con agua y jabón, después aplicando un disinfectrante (tintura de yoodo o mercuriocromo y sucesivamente polvo antibió,tico, después proteger con una gasa). Si la herida es profunda e irregular y la hemorragia copiosa, es necesario, mientras llega el médico, detener la pérdida de sangre con una acción de compresión directa o indirecta: sólo en este caso, no lavar el interno de la herida, ni quitar eventuales cuerpos extraños:

  1. La compresión directa se efectúa con un tamponamiento constante de la herida (usando capas de gasa estéril) y aplicando una bolsa de hielo en las zonas alrededor; después fajar con un bendaje comprimiendo no muy estrecho, pero bastante en modo de detener el flujo de sangre.




  2. La compresión indirecta se efectúa en la parte superior de la herida, manualmentesione o con una con una faja o mejor con un lazo hemostástico (aflojando periódicamente) buscando de mantener el miembro infortunado alto.
  3. En el caso de graves laceraciones con remoción de partes del cuerpo, recordar que hoy la cirugía hace milagros; conservar la parte removido en una bolsita limpia de plástica, cerrarla perfectamente, y llevarla al centro de Urgencias más cercano (posiblemente en un nevera pórtatile o bolsa térmica).


1. Compresión directa
2. Compresión indirecta


Si la pérdida de sangre por la nariz es copiosa, hacer sentar el infortunado, aplicar hielo en la frente y, eventualmente, introducir con cautela un pedazo de gasa enrollada en la narizè:


  1. Sea que la pérdida de sangre por la nariz sea espontánea que de origen traumática, hacer sentar el infortunado con la cabeza ligeramente inclinada hacia atrás, aplicarle en la nariz una compresa de agua fría teniéndole la nariz apretada ligeramente por algunos minutos y, contemporáneamente, poniéndole una bolsa con hielo en la frente. En el caso que la hemoraggia no se detenga en el tiempo de unos 30 minutos o si hubiera la sospecha de fractura del hueso nasal enseguida del trauma, llamar inmediatamente el médico.






  2. Las personas más expertas pueden introducir un pedazo de gasa enrollada en la nariz, dejando afuera un pedazito en modo de facilitar su extracción. Esta operación es muy delicada y va hecha con mucha cautela.


1. Aplicarle en la nariz una compresa de agua fría
2. Introducir un pedacito de gasa enrollada en la nariz

Fuente : Asociación Voluntarios Italianos de la Sangre (AVIS)