Un dovere morale Una lotta costante
Mondo Latino
Indice

Desmanchadores


1. DISOLVENTES
2. ASBSORBENTES
3. DESCOLORANTES

DISOLVENTES

Agua
Es el disolvente más matural, perfecto para todas las manchas azucaradas, pero atención a su uso porque pude dejar residuos indelebles. Se debe tener el cuidado de usar agua no cálcaerea o mejor todavía destilada. El calcáreo a contacto con el jabón genera de hecho sales de calcio muy resistentes, casi imposibles de cancelar.

Alcohol denaturado
Para usar sólo sobre tejidos de algodón, bancos o de algodón resistente para manchas de alquitrán, resina, pinturas, ceras. Eficaz también en la lana para manchas de cerveza y papel carbón. Evitar en acetatos: las fibras se endurecen y se vuelven frágiles. No es usado casi nunca puro, sino diluido en agua.

Alcohol puro
A 95C (para licores) es ideal para todos los tejidos delicados, seda inclusa. Se utiliza natural, taponando delicadamente la macha de bolígrafo y licor, pero también para trazas de óxido en la seda.

Aguarras
Desgrasador, muy eficaz para eliminar machas desde colores a aceite, deja, lástimosamente, halones muy evidentes que se eliminan sólo con el lavado o con un desmanchador específico.

Gasolina
Eficaz para manchas de grasa y alquitrán, puede ser usada en todos los tejidos, exceptuando que en telas gomadas y de todos modos siempre con cautela porque deja a menudo halón. Además, en acetataos puede alterar los colores. Siendo muy inflamable, debe ser usada en locales aireados y lejos del fuego.

Esencia de trementina
Indicada como disolvente de pinturas, resinas, tinturas, ceras, alquitrán y tinta en fibras vegetales. Para manchas de grasa en sede y raso. Poco usada a causa de la lentísima evaporación, puede dejar su la tela tratada un depósito resinoso. Para esto se aconseja de usarla contemporáneamente con polvos absorbentes. Se encuentra en negocios de pinturas y en algunos supermercados.

Trielina o tricloroetilene
Tiene características análogas al disolvente precedente, pero menos tóxico y más estable. Eficaz con casi todos los tipos de manchas, aceite de auto o de pescado.

Percloroetilene
Bastante costoso respecto a los precedentes, es usado prevalentemente en las lavanderías para el lavado a seco. Es el mejor producto para limpiar tejidos de decoración. Se encuentra en los negocios de pintura.

Etere sulfúrico
Es ideal para la pana. Disuelve sustancias grasas y orgánicas. En partes iguales con alcohol puro quita manchas de esfero, cosméticos y sudor de la seda. Debe ser usado con precaución porque inflamable, además sus vapores son explosivos y tóxicos. Se encuentra en negocios de pintura y farmacias.

Acetona
Multiuso, pero deja a menudo halones y puede descolorar los tejidos. Optimo disolvente de pinturas lacadas y de celuloide, esmalte e grasa. Evitar en sintéticos porque podría disolver las fibras, se puede sostituir con ácido nítrico o con acetato de almidón. Tóxico, inflamable y explosivo.

Glicerina
Muy eficaz para manchas de café y de esfero, de aceite y grasas minerales díficiles de quitar con el jabón. Usada tibia elimina las manchas de anilina e perfume. Quita las manchas grasas de sedas claras. Se encuentra en farmacia.

Amoníaco
Desgrasador y blanqueador, se utiliza deluido en seis partes de agua para tejidos resistentes: no aconsejable para la seda. Eficaz también en enjuague.

ABSORBENTES

De origen vegetal
Harinas, fecolas, polvos de almidón, papel absorbente. Puestos en el revés del tejido en el cual se efectúa el desmanche, absorben las sustancias disueltas por el disolvente. Son muy funcionales también las trapos de algodón, las piezas suaves y todos los trapos a la mano, con la condición que sean blancos y muy limpios.

De origen mineral
Silicatos (arcillas y talcos), calcáreos (yeso carbonato de calcio, blando de España). Se utilizan en manchas de grasa frescas y evitan la formación de halones en los tratamientos desmanchantes. Se usan calientes o fríos. En el primer caso, se pone por algunos minutos el polvo en el horno antes de utilizarlo o se caliente directamente sobre la mancha con la plancha tibia. En el segundo caso, se cubre la parte de desmanchar a frío en ambos lados del tejido (derecho y revés), entre dos papeles absorbentes, se comprime con un peso y se deja reposar alrededor de una hora. En el caso de manchas de grasa, se necesita renovar el poco al meno una o más veces. El talgo, el yeso y el blanco de España se usan prevalentemente en tejidos blancos, para los colorados se usan las arcillas.

DESCOLORANTES

OXIDANTES : descoloran aportando oxígeno
Agua oxigenada
Se encuentra en comercio usualmente a 12 volúmenes y se usa con 4 partes de agua o, más diluida, en la medida de 1 o 2 cucharadas por litro de agua. Inocua en lana y seda, se debe usar con cautela en tejidos colorados y sintéticos. Para manchas de flores, hierba, fruta en fibras animales, chocolate, esfero, sangre, vino en tejidos sintéticos: quita y atenua los halones de las quemaduras. Atención, evapora fácilmente y se debe tener en la oscuridad.

Perborato de sodio
Se utiliza diluido, en proporción de 20 gramos por litro de agua. Enblanca lana, seda, lino y es particularmente eficaz en machas de té y sangre. Para manchas grandes y tejidos resistentes se usa agregado al agua del lavado en remojo por algunas horas.

Permanganato de potasio
Se usa en frío en la proporción de 30 gramos por litro de agua. Sirve para eliminar manchas coloradas, ya que decolora casi todas las fibras sin dañarlas; el periodo de inmersión varia de mancha a mancha. Se enjuaga luego abundantemente, después de haber inmerso la vestimenta en baño de bisulfato de sodio.

Blanqueador
Se utiliza diluido, en una proporción comprendida entre 2 y 10 cucharadas por cada litro de agua. Corrosivo, se emplea en tejidos blancos y resistentes y jamás en fibras de origen animal (lana y seda) ya que se amarilla ni en tejidos colorados, porque se descoloran. Se dejan en remojo las piezas de desmanchar por cerca un quarto de hora (en agua tibia e jamás hirviendo para evitan de obtener con el calor la fijación de la mancha) ya que es aconsejable frenar la acción del cloro con una inmersión en agua y amoníaco unidos a una ligera solución de hiposulfato o bisulfato de sodio. Se enjuaga luego abundatemente.

Cloruro de calcio
Diluido en la dosis de 3 gramos por litro de agua, es más estable del amoníaco y se dosa mejor.

REDUCIENTES: descoloran sustrayendo oxígeno
Anhídride sulforosa
Gas que se libera del bisulfato de sodio. Descoloran todas las fibras sin dañarlas.

Hidrosulfato de sodio
Se encuentra en venta sobretodo bajo forma de compuestos estabilizadores y se usa solamente para ropa de cama, ya que tiene un elevado poder descolorante (elimina perfectamente las manchas de sudor, pero no en la seda compacta).

Hiposulfato de sodio
Funciona sobretodo para las manchas de yodo.


Fuente: Casa facile (Italia) - Suplemento di Marzo 2000